jueves, diciembre 1, 2022

Equilibrio atómico global

Historias de mi vida liberal: Equilibrio atómico global. Centrales nucleares, cambio climático, ecología, Greta Thunberg.

Leo con sorpresa, que Rusia va a ayudar tanto a Marruecos como a Argelia a crear plantas nucleares energéticas, lo que me sorprende pues Argelia y Marruecos no se pueden ni ver, y además Rusia está haciendo maniobras militares dentro de Argelia en su frontera con Marruecos. Rusia se ha personificado en el norte de África en un sector vital y de interés estratégico para Marruecos y Argelia. Aprovechando la coyuntura internacional de crisis energética, que combina el aumento vertiginoso de los precios de los hidrocarburos y la exigencia de energías verdes no contaminantes, Moscú ha ofrecido a los dos países centrales del Magreb la construcción de centrales nucleares, desaladoras de agua de mar y centrales eléctricas, a precios muy competitivos. Por diferentes razones, tanto Argel como Rabat, están ultimando los acuerdos para la adquisición de estas plantas estratégicas con los constructores rusos.

Me extraña que Marruecos no acuda a Francia, que tiene un programa ya en marcha de crear minicentrales atómicas. Francia construirá hasta 14 nuevos reactores nucleares y prolongará la vida de los existentes. Macron presentó en febrero un plan energético que combina nuclear y renovable para convertir su territorio en “el primer gran país” independiente de energías fósiles. Lo mismo digo de USA o de China que están estableciendo una competencia singular en el intento de controlar a 3ºs países que como España necesitan nuevas fuentes energéticas, al tener que prescindir del Gas ruso.

¿Por qué hay grupos ecologistas que defienden la energía nuclear? La opinión mundial en este sentido está cambiando. La energía nuclear está, más que nunca, en el centro del debate. Algunos pugnan por su desaparición debido a su peligrosidad y a los problemas derivados de la generación de residuos. Otros la ven fundamental como vía hacia la descarbonización. Mientras países como Alemania ya tienen avanzado el calendario para cerrar todas sus plantas nucleares, Francia las mantiene como un pilar de su independencia geopolítica y energética. Con la salida de Reino Unido de la Unión Europea, nuestro país vecino será el único miembro con una bomba atómica, y hoy sigue siendo primero del mundo en producción per cápita de energía nuclear. En España, centrales abiertas actualmente como la de Vandellós II, Ascó I y II, Trillo, Cofrentes y Almaraz I y II están en el punto de mira de asociaciones ecologistas, partidos políticos y de la propia sociedad (especialmente, la que reside en las cercanías). Por su parte, el Gobierno acaba de suspender la construcción del cementerio nuclear previsto en Villar de Cañas, en Cuenca, que debía albergar los residuos de todas las centrales españolas. Me temo que ahora se lo están repensando, pue fue el gobierno de Felipe González que cerró Almaraz y Lemoniz. Eran otros tiempos y faltaba experiencia a nivel global para tomar decisiones, tan teóricamente arriesgadas

Una central nuclear, al fin y al cabo, es una instalación industrial en la que se genera electricidad a partir de la energía nuclear que se libera en forma de energía térmica mediante una reacción nuclear de fisión en cadena en la vasija de un reactor nuclear. El componente principal de una central es el reactor nuclear, en el que se aloja el combustible nuclear (habitualmente uranio) y que cuenta con sistemas que permiten iniciar, mantener y detener, de forma controlada, la reacción nuclear. El funcionamiento de una central nuclear sigue un proceso similar al de una central térmica convencional, en la que la energía térmica se obtiene mediante la combustión de combustibles fósiles. Sin embargo, en un reactor nuclear se obtiene a través de las reacciones de fisión nuclear en cadena de los átomos de uranio del combustible nuclear.

Existen distintos tipos de reactores nucleares, pero se pueden destacar dos diseños que suponen más del 80% de las casi 450 unidades en funcionamiento en el mundo: El reactor de agua a presión (Pressurized Water Reactor, PWR. El reactor de agua en ebullición (Boiling Water Reactor, BWR. Ha habido ya incidentes con algunas centrales como han sido el caso de Chernobil, hoy controlada con un arcón de cemento y la de Fukuyama, por la inundación de un Tsunami, pero respecto a esta peligrosidad, las ventajas económicas y de eficacia energéticas son enormes. El mundo está en una encrucijada energética: depender de los combustibles fósiles es cada vez más insostenible. Los precios del petróleo y el gas se han disparado en los últimos dos años, y con ellos los costes de la producción eléctrica y la factura de la luz. El calentamiento global avanza y los países parecen incapaces de cumplir con los objetivos de emisiones. Y, por si fuera poco, la guerra de Ucrania ha evidenciado la vulnerabilidad energética de Europa por su alta dependencia del gas ruso.

Incluso la ecologista Greta Thunberg gran defensora contra el cambio climático ante la propia ONU, ha cambiado de idea, reconoce que prefiere «la energía nuclear al carbón»: «Es un error cerrar las centrales”. En una entrevista televisiva, Thunberg era preguntada por la decisión del Gobierno alemán de reabrir plantas de carbón mientras cierra las nucleares ante la crisis energética desatada por los problemas del gaseoducto Nord Stream y la guerra en Ucrania. «Pienso que es una mala idea centrarnos en el carbón cuando (la energía nuclear) está implantada», ha afirmado Greta Thunberg, la joven sueca de 19 años, a lo que añade que si las centrales «las tenemos ya funcionando es un error cerrarlas para centrarnos en carbón».

¿Puede sustituir al gas, el petróleo y el carbón la energía nuclear?, según BBC News» Lamentablemente ha tenido que ser una guerra la que ponga en evidencia que no podemos depender tanto de los combustibles fósiles “Estos aún generan al menos dos tercios de la energía eléctrica y de las emisiones de gases de efecto invernadero en el mundo, según diferentes estudios de organizaciones internacionales.

La contaminación del aire por la quema de combustibles fósiles causó 8 millones de muertes en 2018, 1 de cada 5 decesos en todo el mundo, según un estudio de la Universidad de Harvard. Con el ritmo de producción actual se prevé que las emisiones aumenten un 14% esta década, echando por tierra los objetivos del Acuerdo de París de 2015 de reducir el aumento de temperatura global a 1,5 ºC para finales de siglo. Y hay dos opciones disponibles: la nuclear y las renovables, Sin embargo, los defensores de la energía nuclear ponen en duda que esto sea factible: las renovables tienen una capacidad de generación limitada, requieren grandes cantidades de espacio y materiales, y dependen de las condiciones climatológicas para alimentar la red .Por eso creen que lo más realista es aumentar tanto la producción atómica como de renovables para acabar reduciendo a cero las de carbón, gas y petróleo. Esto no ocurriría de la noche a la mañana: solo construir una central nuclear y ponerla en funcionamiento suele llevar entre 5 y 10 años, Esto en cuanto a la fisión, pero todavía hacen falta tecnología para dominar la energía por fusión. En cuanto a España no parece que el gobierno se plantee el problema, pues somos el país con mas capacidad para recibir y manipular gas licuado, que es cada vez más caro y no parece la mejor solución desde el punto de vista económico, haciéndonos depender sobre todo del mercado USA que gracias al fracking dispone de gas natural en abundancia, mientras que, en España este, está prohibido por Ley.  ! ¡Aviados vamos!

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias