domingo, diciembre 4, 2022

Goles en propia porteria

AL LORO

El copyright, la idea, es de Manuel Campo Vidal, periodista de larga trayectoria y actual presidente de la Academia de Televisión.

Propone que se ponga en marcha una liga para ver cuáles son los partidos que más goles meten en su propia portería. No hace falta ser un lince para llegar a la conclusión de que hoy por hoy el PP es ganador absoluto, pero Podemos no le va a la zaga.

El ministro Catalá ha metido un autogol al sacar a colación que se pueda sancionar a los medios de comunicación que publiquen sumarios  o investigaciones que están bajo secreto. Luego lo convirtió en reflexión y después en nada, porque rectificó, lo que le honra. Pero hay que reconocer que en estos tiempos preelectorales en los que todos tendrían que andar con pies de plomo, estamos viendo unas meteduras de pata, o de pie, que hacen dudar de la capacidad de nuestros políticos para dejarse llevar por el sentido común.  

Aunque para autogol monumental, el de Monedero, con un ego que se lo pisa y que transmite resentimiento por todas partes. Ha salido de su ostracismo para  llamar “Pablito” a Iglesias, una evidente falta de respeto, y decir que Podemos decepciona a quienes tanto confiaron en un movimiento que nacía para ser diferente e insistir en una nueva vertiente social, y ha afirmado por último que el Podemos actual se parece a los partidos a los que critica. ¿Cómo es eso de “ocuparos de mis amigos que de mis enemigos ya me ocupo  yo”?  

Monedero  y Pablo Iglesias son amigos o eso dicen, y han pactado  una dimisión que huele a dimisión inducida, aunque el hasta ahora número dos insiste en que  ha tomado la decisión correcta porque Podemos ya no es el partido en el que había puesto sus sueños y esperanzas.

Un compañero de Rafael Catalá, ministro como él,  cuenta que “Vendemos mal pero lo hacemos bien”. Ahí está el problema, que no lo saben vender. Tenían razón los que desde las primeras semanas le decían a la gente del gobierno y del PP que se equivocaban de medio a medio con su manera de plantear la comunicación del gobierno. Otro gallo habría cantado al PP si el mismísimo Rajoy hubiera salido en carne mortal a explicar a los españoles, a todos, en una declaración pública y transmitida urbi et orbe, que desgraciadamente no podía cumplir su promesa electoral de bajar los impuestos porque las cuentas de Zapatero no se correspondían con la realidad, pero que prometía bajarlos en cuanto tuviera oportunidad de hacerlo. No ha servido de nada  repetirlo una y mil veces en sede parlamentaria. Lo que importa es tener a los ciudadanos pendientes de la televisión tras el anuncio de que el presidente  va a transmitir algo importante. Que es lo que hacen jefes de gobierno de otras latitudes, que en cuanto hay algo que explicar,  no se esconden.  

Ahora es cuando Rajoy parece que se ha dado cuenta de que tiene que dar la cara, pero quizá es demasiado tarde. El caso Rato podía haberlo apuntado en el “haber” si  el presidente hubiera salido de inmediato a contar que el gobierno no hace distingos ante la ley; pero la demora y la incertidumbre sobre las filtraciones han provocado que  el asunto se haya puesto en el “debe” de la columna gubernamental.

Hablando de leyes, y de los jueces que deben aplicarla, en la Audiencia Nacional están a la espera de que salga el nombramiento de Gómez Bermúdez como juez de apoyo en París, el juez que coordina las actuaciones judiciales entre Francia y España. En tiempos fue un puesto  relevante, cuando ETA estaba en su sangriento apogeo. Hoy es un  es un cargo más desdibujado. Pero apetecible, sobre todo para quien aspiraba a la presidencia de la Sala de lo Penal y se quedó con las ganas.  Tener un destino en París es un lujo en sí mismo, aunque el trabajo ya no dé tanta oportunidad de moverse en los despachos de máxima influencia…

Pilar Cernuda

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias