miércoles, diciembre 7, 2022

Yo no soy tonto

– Su indemnización.

– No, gracias.

Y a continuación una gran carcajada recorre el foro.

Vivimos en el país del «yo no soy tonto». En el que, mientras unos obligan a desahuciar viviendas, otros prohíben el acceso al crédito y los de al lado omiten que hay que sumarle el IVA a lo que has contratado, ellos se llenan los bolsillos. ¿Por qué? Porque pueden. Y si pueden, nadie va a ser el tonto que diga que no.

Sin embargo Suiza ya ha dicho ‘NO’. 1.700.000 ciudadanos han votado en contra de que sean los directivos de las empresas los que se pongan su propio sueldo. La medida bautizada «iniciativa contra los salarios abusivos» ha sido aprobada en el país helvético por el 67,9% de los votantes frente al 32,1% (762.000 ciudadanos) que ha votado lo contrario. A partir de ahora la iniciativa se convertirá en ley y se aplicará en todas las sociedades anónimas que coticen en la bolsa suiza o en las extranjeras. Así, los accionistas de estas empresas podrán votar y vetar las retribuciones que se asignen directivos, consejo de administración y comité ejecutivo. Todo parte a raíz de la indemnización de 58,6 millones de euros que recibió Daniel Vasella, expresidente de la junta directiva de la farmacéutica Novartis. El escándalo fue tal, que Vasella devolvió el finiquito.

Los accionistas podrán votar y vetar las retribuciones que se asignen directivos

Está claro que cuando toca hablar de civismo, democracia y facilidades sociales toca mirar hacia el norte. Un país al que en España sólo miran aquellos que quieren ocultar el origen de sus fondos o no declararlos a Hacienda. Pero que sin embargo, seguir sus pasos, traería el aire fresco de los Alpes que evitaría el rubor que produce mirarnos el ombligo. Esto es España:

Julio Linares, exconsejero de Telefónica: 24,75 millones de euros de indemnización. A lo que se suman las retribuciones fijas, variables y dietas que pueden elevar la cifra de su salida a 30 millones de euros.

Luis Abril y Calixto Ríos, exsecretario general de Telefónica y exresponsable del área de auditorías, respectivamente: 10,89 millones de indemnización entre los dos.

– José Luis Pego, directivo de Caixa Galicia: 18,5 millones de euros de indemnización.

– José Luis Méndez, directivo de Caixa Galicia: 16,5 millones de euros de indemnización.

– Javier García de Paredez, directivo de Caixa Galicia: 5,3 millones de euros de indemnización.

– Óscar Rodríguez, directivo de Caixanova: 14,1 millones de euros de indemnización.

– Gregorio Gorrianán, directivo de Caixanova: 8,8 millones de euros de indemnización.

– Ricard Pagés, directivo de Caixa Penedés: 11 millones de euros de indemnización.

– Manuel Troyano, directivo de Caixa Penedés: 7 millones de euros de indemnización.

– Joan Caellas, directivo de Caixa Penedés: 1,5 millones de euros de indemnización.

– Jaume Jorba, directivo de Caixa Penedés: 1,5 millones de euros de indemnización.

– Aurelio Izquierdo, directivo de Bancaja: 7,7 millones de euros de indemnización.

– Miguel Blesa, directivo de Caja Madrid: 1,8 millones de euros de indemnización.

– Enrique de la Torre, directivo de Caja Madrid: 4,8 millones de euros de indemnización.

– Matías Amat, directivo de Caja Madrid: 6,16 millones de euros de indemnización.

– Roberto López Abad, directivo de la CAM: 5,8 millones de euros de indemnización.

– Joaquín Meseguer, directivo de la CAM: 2 millones de euros de indemnización.

– Vicente Soriano, directivo de la CAM: 1,5 millones de euros de indemnización.

– Agustín Llorca, directivo de la CAM: 2 millones de euros de indemnización.

– Gabriel Sacristá, directivo de la CAM: 1,5 millones de euros de indemnización.

– José María Loza, directivo de Caixa Catalunya: 10 millones de euros de indemnización.

– Domingo Parra, directivo de Banco de Valencia: 7,5 millones de euros de indemnización.

– Manuel Escribano, directivo de Caja Segovia: 6 millones de euros de indemnización.

– Tomás García Montes, directivo de CAI: 4,2 millones de euros de indemnización.

– Javier Eraso, directivo de Caja Cantabria: 1,2 millones de euros de indemnización.

– Ildefonso Ortega, directivo de CCM: 1 millón de euros de indemnización.

– Juan Salido, directivo de Cajasol: 900.000 euros de indemnización.

– José María Fernández, directivo de Caja Duero España: 550.000 euros de indemnización.

En total, 26 directivos de cajas se han llevado 148,8 millones de euros de indemnizaciones y tres directivos de Telefónica, 35,64 millones de euros más.

Aquí los únicos tontos debemos ser el resto.

Editorial Estrella

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias