viernes, diciembre 9, 2022

Chacón y Rubalcaba

El primer fin de semana de febrero, los socialistas españoles están llamados a celebran un Congreso Federal en el que van a elegir a su nuevo líder. Y si no lo remedia nadie tendrán que hacerlo entre Carme Chacón y Alfredo Pérez Rubalcaba. Hasta aquí la situación ya corroborada en el Comité Federal del PSOE celebrado ayer.

Pero hay socialistas que no están de acuerdo con ello. Por una parte, piensan y lo dicen en una carta abierta que ya ha recibido más de 200 adhesiones de personalidades, que la situación del PSOE tras el zapaterismo es un desastre y creen que este congreso llega demasiado pronto. Que es necesario retrasarlo hasta junio, como poco, para debatir en profundidad el nuevo rumbo. Y por otra parte, piensan, aunque no lo digan, que votar a Chacón o a Rubalcaba es como ir del Laberinto al Treinta o de Oca a Oca. Que es más de lo mismo. Que con ellos, el zapaterismo se sucede así mismo. Y, además, que Rubalcaba es más antiguo que los duros de Franco y que, por mucho que diga que quiere reformar el partido, lo suyo tendría que ser de retirada honrosa después del desastre electoral, y que Carme Chacón es, simplemente, un bluf montado por un genio de la comunicación, como es su marido, y piensan, además, que una mujer llamada Carme y que se pronuncia Carma, es difícil que tenga votos fuera de Cataluña por mucho que quiera aparentar que ella es ahora la Carmen de España.

En resumen, que piensan muchos socialistas que con estos dos candidatos a la Secretaría General del PSOE les llevarán de Guatemala a Guatepeor. Que es una alternativa del diablo. Que se necesita más tiempo para encontrar un nuevo líder sin hipotecas.

El problema es que lo tienen crudo. Porque el Congreso Federal se celebrará, irremisiblemente, dentro de menos de un mes y en él se elegirá a un candidato que no les va a sacar de la oposición por mucho que se empeñe. Entre otras cosas porque es más de lo mismo. Zapaterismo sin Zapatero.

¿Qué hacer, entonces? Nada, ajo y agua. Perder cuatro años mientras se forma una nueva corriente dentro del PSOE que traiga, de verdad, a alguien que reforme el partido en serio, que vuelva a creer en España como nación y que ilusione a los militantes de un partido que nunca se arrepentirán suficientemente de haber elegido un día a José Luís Rodríguez Zapatero.

Pinocchio

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias