lunes, diciembre 5, 2022

Sudar la camiseta

No tengo ninguna duda que el líder del PP, Mariano Rajoy, tan inclinado a seguir las competiciones deportivas de toda índole estará muy de acuerdo con el titular de esta columna. Mucho más después de haber conocido este miércoles la encuesta de intención de voto del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) según la cual, el candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, habría recortado en más de tres puntos la diferencia negativa que tenía con el PP, hasta dejarla en la actualidad en siete puntos.

Se podrá otorgar mayor o menor credibilidad a las encuestas; se podrá pensar -como han hecho algunos dirigentes populares- que esta encuesta ha tenido una «cocina» especial de cara a hacerle un buen regalo de cumpleaños al candidato socialista que hoy alcanza la redonda cifra de los 60, o se podrá argumentar que en los últimos tiempos el CIS suele errar el tiro más que una escopeta de feria. Pero el hecho cierto es que la encuesta dice lo que dice y ha supuesto un buen balón de oxígeno para unas abatidas huestes socialistas tras la debacle electoral en las pasadas elecciones autonómicas y municipales del 22 de mayo.

Que Rubalcaba era el mejor candidato que podía presentar el PSOE para intentar recuperar ese voto socialista que el 22-M se quedó en casa o votó a otras opciones políticas, IU o UPyD, es algo que no hace falta ser un experto politólogo para saberlo. Que a pesar de ello, el PSOE tiene muy difícil ganar las próximas elecciones generales porque estamos ante un cambio de ciclo político, eso es también obvio. Pero como escribió el propio Rubalcaba en Twitter tras conocerse la encuesta del CIS: «hay partido». Y conocida es la gran capacidad que tiene el PSOE de remontar durante la precampaña electoral, entre otras cosas, porque su suelo electoral se sitúa en torno a los ocho millones de votos, cifra nada despreciable.

Por eso, Rajoy no debería dormirse en los laureles de las encuestas -todas, absolutamente todas, le dan ganador en las próximas elecciones- y seguir esperando sentado en la puerta de su casa a ver pasar el cadáver de su adversario político. Entre otras cosas, porque ese cadáver será el de Zapatero que ya no será candidato, y aunque Rubalcaba haya sido obviamente copartícipe de todas las decisiones tomadas por aquel desde la mesa del Consejo de Ministros, el electorado cercano al PSOE lo ve como algo distinto. Rajoy debe de enfundarse el mono de trabajo porque necesita no sólo ganar las elecciones, sino hacerlo por mayoría absoluta. Bastante trágica es la situación del país para encima tener que seguir dependiendo del chantaje que ejercen habitualmente aquellos que no creen en España, es decir, los nacionalistas de todo signo, llámense CIU, PNV, BNG o Coalición Canaria. Lo dicho, el líder del PP tiene que sudar, y mucho, la camiseta.

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.

Cayetano González

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias