martes, febrero 7, 2023

La puntilla extremeña

No te pierdas...

La pérdida de Extremadura ha noqueado a la cúpula socialista. En el imaginario del partido equivale a una amputación. El PSOE ha gobernado la región durante 28 años y había pasado a formar parte del paisaje; era la mineralización del poder. Una suerte de reserva que  parecía perpetuarse a sí misma, sobre todo en las áreas rurales, con el sólo recurso de la demonización de la derecha. Paradójicamente, la inercia del propio desarrollo logrado por la región durante estos años ha hecho surgir núcleos de clases medias que son las que le han dado la victoria al PP en las última elecciones. Todo hay que decirlo: al triunfo de los populares ha contribuido el rechazo que provoca Rodríguez Zapatero. Fernández Vara, el presidente saliente, ha pagado la factura de ZP. Él mismo, en un rasgo de honradez intelectual que le honra, ha dicho que no hay que buscar fuera (en la abstención de IU) la explicación a lo ocurrido. Si la lista más votada ha sido la del PP es porque los extremeños han optado por el cambio.

En términos sociológicos, resulta muy interesante analizar la personalidad de los dos grandes protagonistas de este drama político. Se diría que son biografías cambiadas. Guillermo Fernández Vara, médico de profesión procede de una familia burguesa acomodada; José Antonio Monago, el futuro presidente, bombero de profesión y doctor en derecho, es hijo de un Guardia Civil.

Izquierda Unida, con su abstención (explicada por Pedro Escobar, su coordinador en la región, como el resultado del respeto a la voluntad de cambio en la región tras una generación de gobiernos socialistas), le ha dado la puntilla al PSOE en Extremadura, pero el hecho tiene repercusiones en toda España. En algún sentido viene a ser el certificado de defunción del «zapaterismo» y con él la noticia premonitoria de la larga travesía en la oposición que aguarda al Partido Socialista. Han perdido el poder regional y municipal. Las encuestas dicen que también puede perder en Andalucía y en la otra comunidad donde gobierna, el País Vasco, donde lo hace merced al apoyo del PP. Todos los sondeos pronostican una derrota sonada en la generales. La herencia que Zapatero le deja a Rubalcaba no puede ser más menguada. Lo de Extremadura ha sido un golpe muy doloroso; no se lo esperaban. Ha sido la puntilla.

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.

Fermín Bocos

Artículo anterior
Artículo siguiente

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -