miércoles, noviembre 30, 2022

La Vanguardia se escribe en catalán

«A partir del próximo mes de mayo, La Vanguardia será también un gran diario europeo en catalán, sin por ello dejar de serlo en castellano». Es la promesa de Javier Godó en el anuncio de la primera edición en catalán del periódico centenario. La Vanguardia da un paso esperado desde que El Periódico lanzara edición en ese idioma en 1997. Godó lo hace cuando la preeminencia del castellano en la prensa comienza a acabarse, al menos en cabeceras. En La Vanguardia están convencidos de que esta edición no es sólo una proclama política, sino la evidencia de una realidad social y cultural.

El conde de Godó lo resume: «La progresiva normalización social del catalán, su pujanza en todas las expresiones culturales contemporáneas y su presencia en la formación de las nuevas generaciones de ciudadanos han ensanchado de manera significativa el mercado».

El último paso ha sido el lanzamiento de Ara, un diario en catalán con un fuerte apoyo social y político que representa la nueva Cataluña. Un país con dudas desde la reforma y sentencia del Estatut sobre su encaje en una España permanentemente giroscópica a fuerza de tensiones autonómicas y centralistas.

La Vanguardia ha oído el mensaje. Sabe que tiene que cambiar para mantener su poder y posición de referente en esa nueva realidad política y social. La respuesta de su público es favorable, tanto que los sondeos internos indican preferencia por la futura edición en catalán que por la castellana. Jóvenes educados en catalán y lectores mayores son los más atraídos por la nueva edición.

Con el proyecto de La Vanguardia todos los diarios de información general de Barcelona se podrán leer en catalán. Sólo las ediciones de los diarios nacionales mantienen el castellano como lengua principal. Una situación con la que se espera aumentar el 28,6% de lectores de prensa en catalán, el consumo más bajo en esta lengua de todos los medios de comunicación, según datos del Baròmetre de la Comunicació.  

Es el triunfo de un idioma que el diario quiere alejar de su uso por el nacionalismo. La Vanguardia quiere sostener su papel de centralidad política y sociológica. Por eso sus responsables destacan que “no cambiarán los contenidos” y esperan que “la lengua deje de sufrir el abuso de la politización”.

La televisión autonómica TV3 ha sido el gran instrumento de difusión y normalización del catalán. El Periódico apostó por una realidad en construcción cubierta sólo por cabeceras nacionalistas como Avui o El Punt. Ahora La Vanguardia rubrica un proceso de 30 años. «La Vanguardia -argumenta su editor- refleja, con su nueva oferta, la plural y tranquila normalidad lingüística de Catalunya.

La Vanguardia aspira a aumentar su difusión de algo más de 190 mil ejemplares en tres o cuatro mil más con la edición catalana. Un crecimiento que sumará las generosas subvenciones de la Generalitat a la prensa en catalán, tanto en papel como en digital.

Un equipo de periodistas y lingüistas trabaja desde septiembre en un proyecto con traducción automática y manual. Desde fin de año el sistema se prueba en la redacción y a partir del 1 de marzo un equipo de entre 15 y 18 personas editará un diario que su redacción escribirá en cualquiera de los dos idiomas.

Los responsables del proyecto quieren “alma” para la nueva edición. Y repudian la mera traducción, por eso los lectores se encontrarán con titulares con matices diferentes y una nueva web lavanguardia.cat.

El lanzamiento se promociona en el propio diario, la web y con un gran despliegue en Twitter y Facebook, además de una inusual gira por 30 ciudades de Cataluña donde los propios responsables del diario se sorprenden de la expectación y se están reencontrando con un público orgulloso de una cabecera considerada patrimonio nacional.

Juan Varela

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias