viernes, diciembre 9, 2022

Calderón se queda sin trinchera

«Estas destituciones no duelen. Sobre todo, porque te llenan la cartera de millones de euros y encima de quitan la responsabilidad de ir al Camp Nou, donde ya sabía que íbamos a perder». Estas frases no las pronunció Bernd Schuster, aunque habría sido lo propio dado su carácter. Le han dado la boleta y, a lo mejor, la estaba pidiendo con sus infortunadas frases de las últimas semanas.

Ramón Calderón oyó el coro de voces blancas pidiendo dimisión y debió entender mal porque respondió con destitución, que suena parecido, pero no es igual.

El presidente del Madrid ha dado gusto a su director deportivo, quien, muy chulo él, ha manifestado que la propuesta de despido del míster partió de su cacumen. Ha presumido de perspicaz y tal vez se ha apuntado a ser el siguiente.

En el Madrid puede suceder que no baste el adiós al entrenador. Calderón se ha quedado sin trinchera, a la intemperie, cuando ya le disparan desde cualquier lado. Si Juande Ramos, buen profesional, conocedor de la Liga española aunque haya estado unos meses en Inglaterra, no consigue mejorar los resultados, y el juego, los pañuelos solamente tendrán un destinatario.

Muerto el entrenador y como su sucesor no puede ser considerado culpable, salvo que sea un Koeman, y no es el caso, las protestas volverán a ser para el presidente.

Los problemas del Madrid los ha agrandado Schuster con un sistema de entrenamiento a la buena de Dios. No ha conseguido la mínima idea de equipo y ni siquiera ha podido ofrecer algunas jugadas de estrategia. Ha sido el entrenador menos innovador que ha pasado por el Bernabéu. El espíritu ganador de algunos jugadores, Raúl, como ejemplo palmario, le han salvado más de una vez de la derrota y el ridículo.

Desde el punto de vista deportivo, cambiar al hombre del banquillo no es para asustarse en este caso. Lo malo es que no puede ser considerado único responsable de lo sucedido.

Los sueños imposibles de Calderón, los fichajes extraordinarios frustrados, impidieron componer una plantilla compensada.

Julián García Candau

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias