martes, abril 23, 2024
- Publicidad -

La Fiscalía de Perú registra la casa de la presidenta Dina Boluarte, en el marco del ‘caso Rolex’

No te pierdas...

El pasado viernes, las autoridades peruanas procedieron a la inspección de la residencia de Dina Boluarte, actual presidenta de Perú, así como de las instalaciones del Palacio de Gobierno, en un operativo que se enmarca dentro de las investigaciones del conocido ‘caso Rolex‘.

La movilización judicial se desencadenó bajo la supervisión de personal del Ministerio Público y miembros de la División de Investigación de Delitos de Alta Complejidad (Diviac), siguiendo una orden emitida por el juez supremo Juan Carlos Checkley Soria del Juzgado Supremo de Investigación Preparatoria. Este mandato autorizó el registro y posible incautación de bienes vinculados a la presidenta, incluyendo un vehículo.

Gj Ecqjwiaa0Um8

Tras la intervención, que duró más de cuatro horas, Boluarte se dirigió al Palacio de Gobierno, donde ya se encontraban congregados varios de sus ministros.

Falta de cooperación de Dina Boluarte

Estos hechos se producen tras las acusaciones formuladas por Hernán Mendoza, fiscal supremo adjunto de Perú, quien señaló la falta de cooperación de Boluarte en esclarecer el origen de varios relojes de lujo, insinuando un posible caso de enriquecimiento ilícito ahora bajo escrutinio del Ministerio Público.

La presidenta contaba con dos citaciones oficiales, ambas desatendidas, lo que derivó en la reprogramación de las mismas. Por otro lado, la polémica ha suscitado diversas reacciones en el espectro político.

Vladimir Cerrón, fundador de Perú Libre y actualmente prófugo, criticó a Boluarte por su alianza con la derecha, sugiriendo un uso político que culminaría en su propia desestabilización, similar a la experiencia de su antecesor Pedro Castillo. En posición totalmente opuesta, el primer ministro Gustavo Adrianzén minimizó el impacto de la operación, calificándola como una mera «anécdota» y negando cualquier crisis política o necesidad de dimisiones.

Por su parte, Joseph Campos, abogado de Boluarte, defendió la posesión de un reloj Rolex por parte de la presidenta como un «obsequio de un fan», cuestionando la relevancia de dicho ítem en la investigación.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -