viernes, diciembre 2, 2022

Rusia dice «no» al desarme nuclear en plena guerra en Ucrania

Rusia dice "no" al desarme nuclear en plena guerra en Ucrania y con la preocupación por la situación de la central de Zaporiyia

Rusia ha bloqueado la adopción de una declaración conjunta de una conferencia de las Naciones Unidas sobre desarme nuclear.

El Tratado de No Proliferación Nuclear, que es revisado por sus 191 socios cada cinco años, tiene como objetivo prevenir la proliferación de armas nucleares.

Rusia se opuso a un borrador de texto citando «grave preocupación» por las actividades militares en torno a las plantas nucleares de Ucrania, en particular la de Zaporiyia.

Los participantes en la última revisión en 2015 tampoco lograron llegar a un acuerdo .

La reunión de 2022, prevista para 2020, se retrasó debido a la pandemia de Covid-19. El fracaso para acordar una declaración conjunta se produce tras reuniones de cuatro semanas en Nueva York.

Moscú se opuso a una sección del texto que expresa «grave preocupación» por las actividades militares en torno a las centrales eléctricas ucranianas. Incluida la planta nuclear de Zaporiyia, de la que Rusia se apoderó al principio de la guerra.

Central Nuclear Zaporiyia
Imagen de la central nuclear de Zaporiyia

El borrador de la sección también abordó «la pérdida de control por parte de las autoridades ucranianas competentes sobre dichos lugares como resultado de esas actividades militares, y su profundo impacto negativo en la seguridad».

El representante del Kremlin, Igor Vishnevetsky, declaró que el proyecto de texto final carecía de «equilibrio».

«Nuestra delegación tiene una objeción clave sobre algunos párrafos que son de naturaleza abiertamente política», dijo. Para defender esta postura añadió que otros países también estaban en desacuerdo con el texto.

El documento final necesitaba la aprobación de todos los países en la conferencia. Varios países, incluidos los Países Bajos y China , expresaron su decepción porque no se había llegado a un consenso.

Los holandeses afirmaron que estaban «satisfechos con las deliberaciones», pero «muy decepcionados de que no hayamos llegado a un consenso«.

Mientras tanto, el embajador de China dijo que, a pesar de la falta de acuerdo, el proceso fue «una práctica importante de seguridad común y un multilateralismo genuino».

El Tratado de No Proliferación, fue respaldado por 190 países en 1970. En él compromete a los países que lo firmaron, incluidos EE. UU., Rusia, Francia, el Reino Unido y China, a reducir sus reservas y prohíbe que otros adquieran armas nucleares.

La semana pasada, la planta de Zaporiyia se desconectó temporalmente de la red eléctrica , lo que generó temores de un posible desastre por radiación.

El ejército ruso tomó el control de la planta, la más grande de Europa, a principios de marzo. Pero todavía es operada por personal ucraniano en condiciones difíciles.

Se espera que el organismo de control nuclear de la ONU, la Agencia Internacional de Energía Atómica (OIEA), organice un viaje a la central en los próximos días para inspeccionar las instalaciones allí.

Rusia es junto con Estados Unidos, el país con mayor armamento nuclear. Se cree que entre ambos poseen 6.000 armas nucleares, el 90% de las existentes en la actualidad.

R.F.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias