miércoles, julio 17, 2024
- Publicidad -

Nadia Calviño multiplicará por cuatro su sueldo público actual si accede a la presidencia del Banco Europeo de Inversiones

No te pierdas...

Ser mileurista, pero cada día. No una nómina de 1.000 euros brutos al mes como millones de españoles. ¿Te imaginas un sueldo así? ¿Crees que tu currículum es lo suficientemente competitivo para presidir una entidad financiera de ámbito europeo? ¿Dominas varios idiomas?

El Gobierno español, que sigue en funciones, quiere tener presencia e influencia en los organismos internacionales. Del éxito de la cumbre de la OTAN en Madrid de junio de 2022 a la Presidencia española del Consejo de la Unión Europea durante el segundo semestre de 2023. Ahora, el Ejecutivo de Pedro Sánchez da un paso más y hace unos días se presentó la candidatura de Nadia Calviño para optar a la presidencia del BancoEuropeo de Inversiones (BEI), el llamado “brazo financiero de la Unión Europea”. Por poner una cifra para entender la importancia de este organismo: España captó 9.961 millones de euros de los fondos de este banco el año pasado.

En caso de ser elegida, tendría que abandonar el cargo de vicepresidenta del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, aunque no tendría por qué hacerlo hasta diciembre, ya sea con investidura de Sánchez o con repetición electoral. En su mismo camino para suceder en el poder a Werner Hoyer estarán la actual comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, así como Daniele Franco, ministro italiano de Economía en la etapa de Mario Draghi.

Un sueldo multiplicado por cuatro

Si la apuesta española tiene éxito, Calviño cambiará el despacho del ministerio en Madrid por otro en Luxemburgo, sede del BEI. Si esto se produce, su sueldo público también cambiará. ¿Cómo es la retribución de la presidencia del BEI? Según una norma establecida en 1958 por el Consejo de Gobernadores, el presidente de este organismo recibe el mismo salario mensual que el presidente de la Comisión Europea. En este último caso, quien ocupa este cargo actualmente es Úrsula Von der Leyen y cuenta con un salario de 29.163 euros brutos mensuales. Son casi 350.000 euros (349.956), unos mil diarios. La misma norma en el aspecto de las retribuciones rige también para los vicepresidentes del BEI, además de señalar que no reciben ninguna bonificación por estos cargos más altos en la institución.

De esta forma, la ahora ministra en funciones, podría ver su sueldo multiplicado por cuatro y es que en 2023 tiene asignada una remuneración de 84.600 euros en 12 mensualidades de 7.050 euros, sin derecho a pagas extraordinarias ni complemento de productividad. No obstante, según el Portal de la Transparencia de la Administración General del Estado, Calviño cobró 88.300 euros en 2022, incluidos nueve trienios de antigüedad. Con todo, son cifras que quedan alejadas de lo que perciben los segundos escalones del departamento, como secretarios de Estado, subsecretarios o su directora de Gabinete, con salarios que superan los 100.000 euros anuales, como te recordamos en este enlace.

La presidencia y vicepresidencia forman parte del Comité de dirección, el órgano colegial ejecutivo y permanente, y que está compuesto por nueve miembros. Se encargan de la gestión cotidiana del Banco y de preparar las decisiones del Consejo de administración.

El organigrama de la institución europea

El Banco Europeo de Inversiones cuenta con tres órganos de decisión y un órgano de control. Además de contar con más de 2.700 expertos europeos en finanzas dentro de su equipo y más de 2.000 empleados.

El Consejo de gobernadores, formado por ministros, generalmente de Economía, de los 27 Estados miembros decide la política de créditos, aprueba las cuentas anuales y decide sobre la participación del banco en operaciones de financiación fuera de la Unión, así como en los aumentos de capital, y nombra a los miembros principales de la estructura del Comité (Consejo de administración, Comité de dirección y Comité de auditoría). Al tener ya un cargo fuera de la institución europea, no reciben remuneración del BEI, y es que su participación en la Junta se considera parte de sus funciones ministeriales.

Por su parte, el Consejo de administración está constituido por 28 directivos, uno por cada Estado miembro y uno más designado por la Comisión Europea. Además, hay 19 suplentes y seis expertos. El Consejo tiene la competencia exclusiva para decidir sobre los préstamos, garantías y créditos y lleva el control de la gestión del Banco. En su caso, estos directivos reciben 600 euros diarios por día de reunión y 250 euros de dietas diarias para cubrir los gastos de estancia en el lugar de la reunión en Luxemburgo. También se les reembolsa sus gastos de viaje.

Por último, existe el Comité de auditoría, un órgano independiente y directamente responsable ante el Consejo de gobernadores, quien también nombra a sus seis miembros, y que se encarga de garantizar la regularidad de las operaciones y los libros del Banco. Solo reciben retribución por asistencia de 1.500 euros al día y una cantidad fija de 250 euros en concepto de dietas, además del reembolso de los gastos de viaje.

El BEI también ofrece empleo con salarios que dependen del nivel de responsabilidad del trabajo: hay hasta nueve diferentes. El primer grado comprende retribuciones entre los 41.500 y los 66.500 euros anuales, mientras que el grado más alto abarca cifras desde los 231.000 a 258.000 euros como máximo.

Calviño no será la única presencia española en este organismo europeo si su candidatura sale adelante. Así, entre 2010 y 2014, Magdalena Álvarez ejerció como vicepresidenta. Como ya contamos en este digital, tenía asignado un salario de 22.936 euros al mes, mayor que el de los comisarios, y al año, recibía algo más de 321.000 euros.

Precisamente, este cargo y también su sueldo, fue ‘heredado’ por el también español Román Escolano, quien dejó el cargo para formar parte del último gobierno de Mariano Rajoy como ministro de Economía en sustitución de Luis de Guindos, que actualmente es el vicepresidente del Banco Central Europeo.

Dos carreras, cuatro idiomas y funcionaria

Nadia Calviño Santamaría nació en A Coruña en 1968. Es licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad Complutense de Madrid y licenciada en Derecho por la UNED. Según los datos biográficos oficiales, ingresó por oposición en el Cuerpo Superior de Técnico Comercial y Economista del Estado en 1994. Domina los idiomas inglés, francés y alemán, además del español.

Ha ocupado varios cargos de responsabilidad en las instituciones europeas antes de ser nombrada ministra de Economía y Empresa del Gobierno de España en junio de 2018, entre ellos, directora general de Presupuestos de la Comisión Europea. También fue directora general de Competencia con el Gobierno de Zapatero entre 2004 y 2006. Ha sido docente universitaria, ha publicado gran cantidad de artículos sobre competencia y ha recibido varios premios y condecoraciones, como el premio Mujer Líder en 2012 y la Encomienda de la Orden del Mérito Civil en 2015.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -