viernes, febrero 23, 2024
- Publicidad -

Caso Cabrales: el bipartidismo se la juega en el Banco de España

No te pierdas...

La vicepresidencia económica de Nadia Calviño y el Partido Popular buscan a contrarreloj ponerse de acuerdo por el sustituto del dimitido Antonio Cabrales

Apenas fueron seis horas las que Antonio Cabrales pudo actuar como consejero del Banco de España tras haber pactado el Gobierno y la principal formación política de la oposición, el Partido Popular (PP), su nombre para ocupar el cargo en la junta de mando de una entidad cuya actividad se reduce a ser el altavoz de la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, desde Madrid. 

No hace ni una semana de la renovación del consejo de gobierno del instituto supervisor en la reunión del Consejo de Ministros tras cerrar unas arduas negociaciones entre el departamento de Economía y Competitividad que dirige Nadia Calviño y el PP.  Una cita que tuvo lugar a la hora de comer para que a la de cenar, Antonio Cabrales presentara su dimisión abriendo frente al organismo que dirige Pablo Hernández de Cos un periodo de incertidumbre, ya que corresponde al Ejecutivo aprobar un sustituto esta misma semana, y no está asegurado que vaya a acceder a pactar con la formación de Alberto Núñez Feijóo otro candidato.

De acuerdo con las normas no escritas de la democracia, les corresponde al Partido Popular y PSOE dar la luz verde a la designación de los consejeros del Banco de España.  Los conservadores deberían haber tutelado las dos recientes nominaciones teniendo en cuenta que el bloque progresista cuenta con tres representantes con lo que el Gobierno cuenta con mayoría dentro del Banco de España.  

La ley que regula el funcionamiento del Banco de España posee un enunciado claro. Se trata de una ley “de autonomía”. Es decir, como queda establecido en la exposición de motivos, su régimen exige que “no esté sometido a instrucciones del Gobierno o del ministro de Economía y Hacienda”. 

De hecho, el director general del Tesoro Público y el vicepresidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) son miembros natos del consejo, en otras palabras, forman parte de un consejo y asisten a las reuniones con voz, pero sin voto.  Así las cosas, a pesar de la independencia del organismo, el responsable dentro del Gobierno de la cartera de Economía podría acudir al cónclave, “cuando así lo juzgue preciso a la vista de la especial trascendencia de las materias que vayan a considerarse”, pero similar a los ejemplos anteriores: con voz, sin voto.

¿Por qué se fue Cabrales?

La marcha acelerada de Antonio Cabrales horas después de su designación residió en la publicación un escrito que en 2018, junto a otros economistas, firmó reivindicando la calidad profesional y académica de Clara Ponsatí, huida de la justicia española tras el procés catalán y los hechos del 1 de octubre, y de Andreu MasCollell, ambos ex consejeros de la Generalitat de Catalunya con Carles Puigdemont como president.

Fue este el contexto en el que el Partido Popular decidió proponer a Cabrales con la intención de dejar sobre la mesa un nombre independiente y buen gestor como defiende en promover la dirección de Alberto Núñez Feijoo

¿Y ahora qué?

El 11 de junio de 2018 se hizo efectivo el mandato de Pablo Hernández de Cos como gobernador del Banco de España tras la jura ante Felipe VI de su cargo en el Palacio de La Zarzuela dando inicio a su liderazgo en sustitución de Luis María Linde tras seis años al frente del supervisor.  

Hernández de Cos era el director general de Economía y Estadística del Banco de España hasta que a finales de mayo de aquel año el Gobierno de Mariano Rajoy propuso su nombramiento, resaltando su “gran capacitación técnica”, en particular en asuntos bancarios y monetarios, su “independencia política”, y su “experiencia y prestigio” en el Banco de España y en el Banco Central Europeo (BCE).

A su llegada, entre los desafíos a los que se consideró que Hernández de Cos debería hacer frente durante su mandato se encontraban apuntalar los cambios en la estructura actual del organismo, tras la creación de la Dirección General Adjunta de Innovación Financiera e Infraestructuras de Mercado.  

Posteriormente vino la pandemia de la COVID-19 y la gran crash de la economía como consecuencia de los confinamientos totales y parciales en el mundo Occidental y China y cambió el papel de este tecnócrata reconvertido en figura de pacificación política. 

Ahora, De Cos tiene frente a sí un relevo que, previsiblemente, llegará en junio mientras que ahora le toca aunar las sensibilidades conservadoras y progresistas en torno al Banco de España.  El Partido Popular ya tiene el relevo para Cabrales y la figura de paz recae sobre el doctor en economía Fernando Fernández Méndez de Andés

Nacido en Madrid en 1956, tiene mayor experiencia profesional y en asuntos clave del Banco de España que Cabrales y es también más afín al PP. El Gobierno de Mariano Rajoy lo apoyó en su día como consejero de Bankia, en la etapa de José Ignacio Goirigolzarri, y de Red Eléctrica.

De esta manera, el reparto será de cuatro consejeros para el PSOE, uno para el PP y otro para las formaciones catalanes.  30 años después del pacto tácito, se quiebra la relación de poder político en la cúpula del Banco de España. 

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -