miércoles, noviembre 30, 2022

Madrid cierra 2021 con valores horarios de NO2 más bajos de su historia

Para la protección de la salud, la UE establece que el valor límite horario (VLH) no puede rebasar los 200 microgramos por metro cúbico más de 18 veces al año en una misma estación, indica el Ayuntamiento de Madrid en un comunicado.

En 2020, el VLH se quedó por debajo del límite, con 13 superaciones y en 2021 se ha reducido a 11, una mejora que disminuye los riesgos sobre todo para los colectivos más vulnerables: mayores, niños y personas con patologías respiratorias.

La UE también establece un valor límite anual (VLA) de dióxido de nitrógeno de 40 microgramos por metro cúbico, un límite que este año, como ya ocurrió en 2020, se ha superado por centésimas, alcanzando los 40,63 μg/m3 en la zona de plaza Elíptica.

Sin embargo, tras registrar valores más bajos de NO2, la ventilación «muy desfavorable» a mediados de diciembre provocó la activación del escenario 1 del Protocolo para episodios de contaminación los días 16 y 17 de ese mes.

La situación geográfica de Madrid genera «una desventaja respecto a otras ciudades», ya que anualmente se producen, de octubre a marzo, episodios de inversión térmica que afectan a la circulación del aire en las capas bajas de la atmósfera, incrementando el NO2.

Un ejemplo del papel que tiene la ventilación atmosférica es que, aunque el tráfico aumentó en 2021 frente al año anterior, los valores horarios de NO2 mejoraron respecto a 2020.

La prohibición de las calderas de carbón desde el 1 de enero permitirá reducir en 90 toneladas anuales los óxidos de nitrógeno (NOx) hasta 2023, junto a la sustitución de las calderas de gasóleo para lo cual el Ayuntamiento ha destinado 25,8 millones de euros en las ayudas Cambia 360.

Ya están en funcionamiento, desde el 1 de enero, las tres zonas de bajas emisiones (Madrid ZBE, la Zona de Bajas Emisiones de Especial Protección -ZBEDEP- Plaza Elíptica y la ZBEDEP Distrito Centro), que reducirán hasta 1.000 toneladas anuales de NOx hasta 2023.

Ello será posible gracias a la restricción a los vehículos con clasificación ambiental A que representan el 18 % de los recorridos diarios.

Además, la Empresa Municipal de Tranportes (EMT) acabará con los autobuses diésel este 2022, según el compromiso del alcalde José Luis Martínez-Almeida de que todas las líneas tendrán autobuses eléctricos y de gas natural desde enero de 2023. EFE

 

Estrella Digital

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias