sábado, diciembre 3, 2022

Melilla aboga por cambiar la Constitución y dice que no es signo de debilidad

El Gobierno de Melilla ha defendido la necesidad de modificar la Constitución, algo que «no es signo de debilidad», y también ha abierto las puertas a «hablar del Estatuto de Autonomía» para llevar a cabo una reforma «desde el acuerdo y el consenso de todos los partidos políticos representados en la ciudad».

Ambas cuestiones han sido dos de los ejes principales del discurso institucional en el acto de celebración del cuadragésimo tercer aniversario de la Constitución Española, que ha leído la vicepresidenta primera de la Ciudad Autónoma y secretaria general del PSOE, Gloria Rojas, ante la ausencia del presidente, Eduardo de Castro.

Rojas, que tras el acto ha dicho que De Castro se encontraba «en una cuestión personal», ha instado, sobre la reforma de la Carta Magna, a «abrir un periodo de reflexión sobre la necesidad de fortalecer los derechos reconocidos a los ciudadanos y adecuar su texto a las transformaciones experimentadas por nuestra sociedad».

«La Constitución Española está vigente y goza de muy buena salud. Pero la España de 2021 no es la de 1978», ha justificado la número dos del Gobierno de Melilla al recordar los avances de tipo social, económico y político que ha experimentado el país, convirtiéndolo en estos 43 años en «una de las 20 democracias plenas del mundo».

Rojas ha insistido en la necesidad de realizar esta modificación «con el mismo espíritu, el mismo nivel de consenso que tuvo la elaboración de nuestra Constitución y, por supuesto» y contando con «el mayor apoyo y la mayor participación ciudadana», si bien se ha mostrado convencida de que serán capaces de llegar a ese acuerdo.

Asimismo, ha defendido dar este paso porque «modificar la Constitución no es signo de debilidad, sino una muestra de su fuerza y de la proyección que tiene y de su capacidad de adecuarse a los nuevos tiempos», algo que demuestran, a su juicio, las dos reformas que se han llevado a cabo en 1992 y 2011.

Otro de los pilares del discurso institucional que ha leído la vicepresidenta ha sido la crisis sanitaria, ya que este es el segundo año que se conmemora el 6 de diciembre «con la terrible pandemia de la COVID-19», y ha aprovechado para dar las gracias a todos los empleados públicos, entre ellos los sanitarios, y también al resto de trabajadores que han posibilitado «que la vida siga». 

Estrella Digital

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias