jueves, junio 20, 2024
- Publicidad -

Tripartito y CiU certifican la ruptura de la unidad catalana en financiación

No te pierdas...

Es la primera vez que los partidos del Govern y la federación nacionalista escenifican con una votación parlamentaria la ruptura de la unidad catalana en financiación después de que el 2 de octubre pasado tripartito y CiU aprobasen una resolución conjunta sobre este tema, que con alguna precisión abogaba por desarrollar un sistema de financiación que se ceñía a lo que ya establece el Estatuto.

Desde entonces, la unidad de acción catalana no se ha traducido en «hechos», sino que se ha quedado simplemente en «palabras», ha lamentado el diputado de CiU Francesc Homs.

En CiU argumentan que, desde que se firmó la resolución del 2 de octubre, nadie del tripartito les ha contactado para trazar una estrategia conjunta de negociación y presión al Gobierno español para conseguir el modelo de financiación que recoge el Estatuto.

«La gota que ha colmado el vaso»

La gota que ha colmado el vaso, según CiU, ha sido la decisión del PSC de apoyar los Presupuestos Generales del Estado para el 2009 pese a no incluir la nueva financiación catalana.

En el debate de la moción, que no ha sido seguido desde el hemiciclo ni por el líder de CiU, Artur Mas, ni por el presidente catalán, José Montilla, y que ha motivado agrias réplicas y contrarréplicas, Homs ha acusado al PSC de «romper la unidad» al desmarcarse en el Congreso y votar los Presupuestos.

Homs ha calificado de «cínicos» a quienes atribuyen a CiU la responsabilidad de que se haya roto la unidad catalana y ha avisado a ERC e ICV-EUiA de que «sólo les queda lanzarle un zapato» a José Luis Rodríguez Zapatero para protestar por sus incumplimientos.

El tripartito ha rechazado la «moción trampa» de CiU, a la que ha recordado que la negociación atañe a los gobiernos, reprochándole «tacticismo» por no expresar su apoyo a los negociadores catalanes en la recta final para alcanzar un pacto con el Gobierno central.

Al final del debate, la diputada socialista Lídia Santos ha defendido el apoyo de los 25 diputados del PSC en el Congreso a los Presupuestos del Estado porque incluyen las inversiones que dicta el Estatut, momento en que se ha suscitado un encendido debate con CiU.

El convergente Homs ha pedido la palabra para denunciar, en alusión al papel del tripartito en los plazos de la negociación de la financiación, que «aparte de no tener vergüenza, mienten y un día se pondrán colorados cuando digan la verdad».

Esto ha generado abucheos y aplausos desde las diferentes bancadas de los grupos, en un clima de cierta tensión, y el portavoz del PSC, Miquel Iceta, ha reprochado a CiU las «inaceptables» palabras de Homs, al que ha pedido sin éxito que las retirase.

Iceta también ha criticado al propio presidente del Parlament, Ernest Benach, que no haya llamado al orden al diputado convergente.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -