jueves, febrero 22, 2024
- Publicidad -

Bill Gates vaticina la semana laboral de 3 días

No te pierdas...

El tiempo dedicado al trabajo ha estado en descenso desde el pasado siglo XX. Poco a poco, las jornadas laborales han ido ajustándose a un marco temporal más ajustado.

En la actualidad, la jornada media a nivel mundial es de 40 horas semanales, repartidas en cinco días. Pero esto podría cambiar a medio plazo.

Bill Gates, famoso no solo por su trabajo sino también porque ha predicho algunos acontecimientos que se han acabado materializando, habla ahora de una semana laboral de tres días. Para lograrla, el papel de la Inteligencia Artificial (IA) sería imprescindible.

La evolución de la jornada laboral a lo largo del tiempo

Hasta comienzos de 1900, la jornada laboral media en el mundo era de 14 horas al día durante siete días a la semana. Fue en 1919 cuando la Organización Internacional del Trabajo (OIT) acordó reducir la jornada a ocho horas al día durante seis días a la semana.

Con el tiempo, los Estados han ido ajustando su legislación. En el caso de España, se establece una jornada máxima de 40 horas semanas. Teniendo derecho los trabajadores a disfrutar, como mínimo, de un día y medio ininterrumpido de descanso.

Ahora, el objetivo es seguir disminuyendo el tiempo de trabajo para facilitar la conciliación. De cara a los próximos años, el objetivo es reducir paulatinamente la jornada semanal hasta las 37,5 horas para 2025.

Además, tanto en España como en otros países, se están llevando a cabo pruebas para ver si se pueden conseguir buenos resultados en cuanto a productividad implantando la semana laboral de cuatro días.

Por el momento, las pruebas realizadas están dando buenos resultados. De hecho, hay empresas que ya llevan años con este sistema implantado y han conseguido mejorar su productividad.

La semana laboral de 3 días

Bill Gates es uno de los grandes defensores de la Inteligencia Artificial, el fundador de Microsoft considera que se le puede sacar mucho partido. Y que la incursión de esta tecnología en el sector laboral y empresarial acabará por ser semejante al fenómeno que se produjo en su momento cuando los ordenadores comenzaron a utilizarse en las empresas.

Para Gates, la IA no va a acabar con el trabajo en la oficina, pero sí lo va a cambiar de forma radical para siempre. Permitiendo que tareas tediosas puedan ser automatizadas y realizadas de manera mucho más rápida.

Así, los trabajadores podrán dedicar su talento a tareas que tengan un mayor valor añadido para la empresa y resulten más estimulantes para ellos.

Numerosos estudios demuestran que son las tareas rutinarias las que ocupan la mayor parte de la jornada laboral de los empleados. Al dejar estas en manos de la IA, el resto de tareas podrían atenderse en mucho menos tiempo, y con más eficacia. Como consecuencia, las semanas laborales podrían ser más cortas.

IA dentro y fuera del trabajo

Otra de las predicciones de Gates es que, dentro de no muchos años, aparecerán lo que él ha dado en llamar «agentes de IA». Un sistema que va más allá de los asistentes de voz que se utilizan en la actualidad.

Este agente de IA sería un acompañante habitual de las personas, instalado en su dispositivo móvil. Dispuesto a ofrecer respuestas e información sobre todo lo que se le pueda preguntar.

La IA podría acabar aportando consejos para ser más productivo en el trabajo, para cuidar la salud, para aumentar el rendimiento en los entrenamientos deportivos, o planificar un viaje.

Frente a quienes ven en la IA una amenaza para el ser humano, y muy especialmente para el trabajo, Gates defiende que esta puede llegar a ser una herramienta muy útil que mejorará la calidad de vida.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -