domingo, abril 21, 2024
- Publicidad -

El Banco de Inglaterra lleva los tipos de interés a máximos históricos

No te pierdas...

La economía británica, que tradicionalmente ha sido una de las más fuertes de Europa, se está viendo gravemente afectada por la crisis económica derivada primero del Covid-19 y después de la invasión de Ucrania. Y, además, por los efectos del Brexit.

La inflación está lejos de moderarse, lo que ha llevado al Banco de Inglaterra (BoE) a subir los tipos de interés por decimosegunda vez consecutiva.

Tal y como vaticinaban los expertos, la nueva subida ha sido de 0,25 puntos porcentuales, lo que lleva los tipos de interés en Gran Bretaña al 4,5%. Esta cifra no se había alcanzado desde la crisis de 2008.

Una inflación en niveles de dos cifras

Tras la crisis del Covid-19, el Gobierno británico optó por poner en marcha una serie de medidas monetarias y fiscales expansivas que hicieron subir la inflación. Cuando comenzó la invasión de Ucrania por parte de Rusia, esa inflación que ya estaba alta empezó a dispararse.

Según las últimas cifras oficiales, el IPC de marzo en Reino Unido estaba en un 10,1% en comparación interanual. Lo que ha dado lugar a la mayor subida de precios en el país en los últimos 45 años.

El BoE sigue la estela del BCE

Mientras que otros bancos centrales se muestran más comedidos con respecto a lo que ocurrirá en los próximos meses, responsables del Banco de Inglaterra ya han mostrado su disposición a aplicar una nueva subida de los tipos si la inflación continúa creciendo.

El BoE se suma así al camino marcado por el Banco Central Europeo (BCE), que no ha descartado nuevas medidas de ajuste a lo largo de las próximas semanas.

En el caso del BCE, la última subida de los tipos de interés ha sido de 0,25 puntos, cuando en los anteriores ajustes la subida había sido de 75 puntos porcentuales.

Todo parece indicar que de cara al próximo ajuste la subida será de otros 0,25 puntos. En el conjunto de la Unión Europea, los tipos de interés están ahora mismo en el 3,75%.

Un riesgo para la estabilidad financiera

Los bancos centrales están optando por subir los tipos de interés como principal medida para luchar contra la inflación. A pesar de ello, después de un año de ajustes los resultados no han sido todo lo rápidos que cabría esperar.

La inflación se modera en los países europeos, pero lo hace de forma lenta. Además, la inflación subyacente sigue muy elevada y no da muestras de empezar a bajar.

Para los especialistas en economía, la constante subida de los tipos de interés puede suponer un riesgo para la estabilidad financiera. Hace unos días, el gobernador del Banco de España manifestó que sin estabilidad financiera no puede haber estabilidad de precios.

La incertidumbre sobre lo que va a suceder le está pasando factura a los bancos. Desde el pasado mes de marzo han quebrado en Estados Unidos tres entidades bancarias, y nadie se atreve a dar por finalizada esta crisis bancaria. En el caso de Europa, el fantasma de la crisis financiera de 2008 se reavivó con el rescate del Credit Suisse.

Ahogar la demanda

La subida de los tipos de interés busca ahogar la demanda de préstamos a familias y empresas. Con los tipos tan altos, recurrir a la financiación externa se vuelve cada vez más complicado y, al bajar la demanda de productos, debería bajar el precio de estos.

Aunque esto implica un riesgo para los mercados de trabajo, el español está resistiendo bastante bien, y el británico también lo hace.

En Reino Unido el mercado laboral ha empezado a relajarse, y se prevé una tasa de desempleo por debajo del 4% hasta finales de 2024.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -