viernes, abril 19, 2024
- Publicidad -

La gastronomía pide al Gobierno modificar los ERTES para poder sobrevivir

No te pierdas...

La Hermandad Gastró (HERGAS), con más de un millar de miembros de todos los ámbitos gastronómicos -productores, cocineros, empresarios, bodegueros, sumilleres, empleados de hostelería y canal de distribución- ha reunido las principales reclamaciones «urgentes» que necesita el sector para poder acometer «sin quebrar» el plan de desescalada por fases anunciado por el Gobierno.

La modificación «inmediata» de los ERTES aplicados a la práctica totalidad de restaurantes, de forma que no haya que reincorporar las plantillas al completo a partir de la fase 1, que arranca el 11 de mayo y que sólo permite la apertura de las terrazas con una limitación de uso del 30 % de su capacidad, es la principal reivindicación de un sector que emplea a más de 300.000 personas de manera directa y supone el 6 % del PIB.

Según un comunicado de HERGAS, el reingreso de los trabajadores debe «adaptarse al ritmo de las aperturas y al incremento proporcional de las facturaciones» si se quiere facilitar la «supervivencia de millones de empleos y familias».

También solicitan «la implementación de microcréditos a bajo interés de forma inmediata para los pequeños y medianos empresarios, pilar del sector de la hostelería», así como la publicación de las medidas higiénico sanitarias que será necesario adoptar antes de acometer el plan de desescalada y un plan especial de apoyo a pymes y autónomos para su implantación.

Según el plan de desescalada anunciado por Sánchez, la fase 0 (desde el 4 de mayo) permite abrir a bares y restaurantes sólo para ofrecer comida para recoger en el local, en la 1 (11 de mayo) la apertura se restringe a las terrazas y al 30 % de su capacidad, la 2 (25 de mayo) contempla que se puedan ocupar un tercio de las mesas de los locales y la 3 (8 de junio) el 50 % de las mesas y barras de los establecimientos.

Estas fechas, que no han ido acompañadas de medidas económicas ni higiénico sanitarias, han sido rechazadas mayoritariamente por empresarios y cocineros, que han asegurado que prefieren retrasar la apertura hasta la vuelta a la «nueva normalidad» para evitar pérdidas que llevarían a su cierre definitivo.

HERGAS, conformado como un grupo técnico de acción social sin ánimo de lucro, cuenta con el respaldo de relevantes personalidades de este ámbito como los cocineros Joan Roca (El Celler de Can Roca), Andoni Luis Aduriz (Mugaritz) o Pedro Sánchez (Bagá); el director de la Fundación Alicia, Toni Massanés, o el director general del Basque Culinary Center, Joxe Mari Aizega.

Previamente al anuncio del plan de desescalada, HERGAS ya había contactado con el Gobierno central y otras administraciones públicas para pedir ayuda en la «reconstrucción» del sector con medidas como una línea ICO específica, bonificaciones en el Impuesto de Sociedades y el IRPF.

Asimismo, aplazamiento y fraccionamiento de deudas, líneas de subvención para la digitalización del sector y para la creación de puntos de recogida de comidas o una campaña de promoción para impulsar el turismo de proximidad a corto y medio plazo. 

Estrella Digital

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -