miércoles, mayo 22, 2024
- Publicidad -

La otra cara de la celebración de España: el beso de Rubiales a Jenni Hermoso

Luis Rubiales, presidente de la RFEF, le ha dado un beso en la boca a Jenni Hermoso en plena celebración tras ganar el Mundial. El gesto ha sido muy criticado en redes sociales e incluso tildado de violencia sexual.

No te pierdas...

Ángela Merino
Ángela Merino
Periodista y comunicadora. | [email protected]

La Selección Española de Fútbol Femenino ha hecho historia este domingo al alzarse con su primer Mundial. España ya tiene su primera estrella —segunda si contamos también el fútbol masculino— y las celebraciones solo acaban de empezar. Las jugadoras y todo el cuerpo técnico festejaron sobre el terreno de juego; además, se prevé que las celebraciones continúen en los próximos días con distintos actos.

Sin embargo, la cara más amarga de la celebración ha sido el desafortunado gesto que ha tenido Luis Rubiales con Jenni Hermoso. Todo ha ocurrido cuando las futbolistas españolas subían a recoger sus medallas. Inmediatamente después de la reina Letizia y la infanta Sofía estaba Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol. El directivo y Hermoso se funden en un abrazo que termina con un beso en la boca por parte de Rubiales.

El gesto no pasó desapercibido en redes sociales, pues muchos usuarios no tardaron en criticar la acción de Rubiales. Es más, la propia jugadora se pronunció justo después en un vídeo en directo en Instagram, dejando entrever que el beso en absoluto le gustó.

«Eh, no me ha gustado. ¿Pero qué hago yo? ¡Mírame a mí, mírame!«, dice Jenni. Justo después, son las jugadoras las que bromean cuando Rubiales entra al vestuario. Además, según unas declaraciones de la RFEF a la agencia Efe, Hermoso ha pedido que no le den «más vueltas», pues se trata de «un gesto de amistad y gratitud».

No obstante, el gesto no ha pasado desapercibido y ya se está convirtiendo en la cara más amarga de esta celebración. Basta con pensar si Rubiales hubiera actuado de la misma manera con cualquier jugador de la Selección Española masculina. Reacciones como la de Irene Montero, actual Ministra de Igualdad, entre otras personalidades, no se han hecho esperar.

«No demos por hecho que dar un beso sin consentimiento es algo «que pasa». Es una forma de violencia sexual que sufrimos las mujeres de forma cotidiana y hasta ahora invisible, y que no podemos normalizar. Es tarea de toda la sociedad. El consentimiento en el centro. Solo sí es sí», ha escrito Montero en su cuenta de X.

«No besaría a un hombre y no lo haría con alguien a quien considerara un superior: lo de Rubiales contra Jenni Hermoso es machismo y es abuso de poder. Vendrán las justificaciones de siempre (es una broma, un gesto de cariño, etc) pero lo ha visto el mundo entero», ha escrito también Rita Maestre.

Por supuesto, muchas otras personas —del mundo del deporte, de la política y también anónimas— han pedido la dimisión de Rubiales o el cese desde el Consejo Superior de Deportes. De momento, el presidente de la RFEF también le ha querido quitar hierro al asunto e incluso ha llamado ‘idiotas’ a los que han criticado el beso.

«¿El beso con Jenni? Idiotas hay en todas partes. Cuando dos personas tienen una muestra de cariño sin importancia, no podemos hacer caso a las idioteces. Somos campeonas y con eso me quedo», ha afirmado en declaraciones a Radio Marca.

La otra cara amarga de la celebración en este caso ha sido para Olga Carmona —autora del gol de España en el Mundial—. La RFEF ha comunicado esta tarde que el padre de la futbolista falleció unas horas antes de la final, pero su familia prefirió que se enterara después para que eso no afectara a su rendimiento.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -