lunes, mayo 27, 2024
- Publicidad -

Nada que se le resista

No te pierdas...

El tenista Rafa Nadal y la selección española de fútbol pusieron rúbrica a un año 2010 inolvidable para el deporte español al ser galardonados con los Premios Laureus al mejor deportista masculino y el mejor equipo internacional del pasado año, respectivamente.

Tanto Nadal como el combinado español hicieron buenos los pronósticos que les señalaban como principales favoritos en sus respectivas categorías para alzarse con el premio durante la Gala celebrada en el auditorio del Emirates Palace de Dubai.

Los otros dos candidatos españoles a ganar un Laureus se quedaron sin premio, ya que el futbolista de la selección española y del FC Barcelona, Andrés Iniesta, competía en la misma categoría que Nadal; mientras que el campeón mundial de windsurf Víctor Fernández no pudo imponerse al mito del surf, el norteamericano Kelly Slater, que ganó el Premio al mejor deportista extremo de 2010, tras conseguir su décimo titulo mundial.

Nadal sucede al velocista jamaicano Usain Bolt, vencedor de las dos últimas ediciones, tras imponerse en esta categoría al mencionado Andrés Iniesta, así como a Leo Messi, el jugador de baloncesto de Los Angeles Lakers Kobe Bryant, el piloto alemán de Fórmula Uno, Sebastian Vettel y el boxeador filipino Manny Pacquiao.

El tenista español vio recompensado con este galardón un año que el mismo calificó de «inolvidable», ya que recuperó el número un mundial y añadió tres Grandes Slams a sus vitrinas -Roland Garrós, Wimbledon y el US Open- y la consecución de este último le permitió convertirse en uno de los pocos jugadores en la historia que han ganado los cuatro ‘Grandes’.

La selección española de fútbol, que ganó el pasado verano en Sudáfrica por primera vez el Mundial de fútbol, se impuso en la votación a los Angeles Lakers, el Inter de Milán, la selección de Nueva Zelanda de rugby, el equipo europeo de la Ryder Cup y la escudería de Fórmula Uno Red Bull.

La selección española no contó con ningún representante en la Gala, ya que el miércoles se enfrenta en Madrid en un partido amistoso a Colombia, por lo que a través de una videoconferencia Juan Antonio Samaranch le entregó el trofeo al seleccionador nacional Vicente del Bosque.

El técnico, que apareció rodeado de algunos de sus jugadores como Iker Casillas, Carlos Marchena, Fernando Torres, Sergio Ramos, Pedro Rodríguez, Jesús Navas y Álvaro Arbeloa, comentó que sentían mucho no poder estar presentes en la celebración, pero que era un honor poder recibir el premio.

«Les doy las gracias en nombre de mis compañeros y de toda la Federación Española de Fútbol».
El premio a la mejor deportista femenina del pasado año fue para la esquiadora norteamericana Lindsey Vonn, que ganó el oro en la modalidad de descenso en los pasados Juegos Olímpicos de Vancouver y que acabó el 2010 como primera clasificada de la Copa del Mundo, título que conquistaba por tercera vez.

En la categoría de mejor revelación internacional del año, el triunfo fue para el golfista alemán Martin Kaymer, que en 2010 ganó el US PGA y acabó como jugador número uno europeo.

La esquiadora y biatleta deficiente visual Verena Bentele fue la ganadora Premio Laureus al Mejor deportista discapacitado internacional del año, después de que la deportista alemana ganara cinco medallas de oro en los Juegos Olímpicos de Invierno de Vancouver.

El Premio Laureus a la Mejor reaparición internacional del año se concedió al piloto italiano Valentino Rossi, siete veces campeón del mundo de motociclismo, que volvió a los circuitos tan solo 41 días después de romperse la pierna.

El ex futbolista francés Zinedine Zidane recibió el Premio Laureus a la mejor trayectoria profesional, en homenaje de su extraordinaria carrera, de manos de otra gran leyenda del balompié, el inglés Bobby Charlton.

Ex compañeros suyos como David Beckham no dudaron en calificarlo en un vídeo como un «auténtico genio» y «fue el mejor», mientras que su compañero en la selección francesa Marcel Desailly aseguró que «tenía una habilidad y una técnica fuera de lo normal, verle con el balón en los pies era excepcional» y Raúl González recordó la final de la Liga de Campeones de 2002 que ganaron al comentar «yo marqué en esa final pero todo el mundo recuerda su gran gol».

«Gracias por este premio es un honor poder estar aquí esta noche», señaló un emocionado Zidane, quien dedicó el premio a su mujer, con quien este lunes celebra su 20 aniversario de matrimonio.

El Premio Laureus al Espíritu del deporte fue para el equipo europeo de la Ryder Cup para conmemorar su emotivo triunfo contra Estados Unidos el pasado mes de octubre, y el galardón lo recogió el capitán Colin Montgomery, mientras que el Premio Laureus Sport for Good se entregó a May El-Khalil, fundador del Maratón de Beirut.

EFE/Sergio Morro

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -