Miércoles 26.09.2018
Robó datos de millones de tarjetas

Detenido en Huelva uno de los mayores hackers mundiales

La Policía Nacional, en colaboración con el FBI, han detenido en Huelva a un ucraniano de 30 años considerado como uno de los mayores hackers mundiales. Robaba datos de millones de tarjetas bancarias que después vendía en foros 

Detenido un hacker ucraniano en Huelva
Detenido un hacker ucraniano en Huelva

La Policía y el FBI han detenido en Huelva, donde pasaba sus vacaciones, a un ucraniano de 30 años como presunto responsable de sofisticados ciberataques de empresas a nivel mundial.

Lo acusan de robar datos de millones de tarjetas bancarias que después vendía en foros de "carding" -tráfico ilícito de datos de tarjetas de crédito-.

El arrestado está considerado uno de los líderes de la organización criminal conocida en el ámbito de la ciberseguridad como "FIN7", dedicada a la ejecución de ataques informáticos contra compañías de los sectores de la restauración, hostelería y juegos, según los investigadores.

Con otros miembros de este grupo criminal realizaban ataques informáticos contra empresas de restauración principalmente de Estados Unidos y Reino Unido.

Vulneraban los sistemas informáticos de las compañías y obtenían las numeraciones de las tarjetas usadas en los terminales puntos de venta (TPV).

El ciberataque se realizaba mediante el envío de un correo electrónico de phishing que contendría un adjunto, generalmente un fichero de MS Office, con carga maliciosa.

La víctima, al abrir el fichero adjunto, iniciaría un proceso de descarga de un software malicioso desde un servidor que se utiliza para el control remoto de los sistemas de la compañía víctima.

El software de acceso remoto utilizado se denominaba CARBANAK, software adquirido en mercados clandestinos de los desarrolladores del mismo.

Mediante el uso de este complejo framework, los atacantes conseguirían no sólo el robo de datos y la transferencia de archivos desde la víctima sino también la persistencia en el acceso.

Utilizando ese proceso, la organización había atacado a más de cien compañías para robar los datos de millones de tarjetas bancarias que posteriormente vendía en foros de "carding".

La investigación, que continúa abierta, se inició como consecuencia de una Comisión Rogatoria Internacional emitida por las autoridades de Estados Unidos y una Orden Internacional de Detención.

Los agentes localizaron al buscado en una localidad onubense donde disfrutaba de unos días de vacaciones y lo arrestaron.