lunes, mayo 27, 2024
- Publicidad -

Cuando Hollywood hace remakes y el resultado es peor

No te pierdas...

Cuando Hollywood ve un negocio claro, siempre se sube al carro. Y en el mundo del cine pasa mucho más. Si no les bastaba con hacer versiones de las películas de terror asiáticas, también han visto el filón en la saga de ‘Millenium’.

Las películas, basadas en la trilogía escrita por Stieg Larsson, tuvieron mucho éxito tanto dentro como fuera de Suecia. Las producciones generaron muchas ganancias, y ahí fue cuando Estados Unidos también quiso ganar, como ya ha hecho otras veces con producciones asiáticas como Old Boy, The Ring o Dos Hermanas. El resultado siempre es agridulce, ya que aunque tienen éxito, los seguidores de las películas originales no quedan nunca a gusto con la producción, poco fiel a la original y con demasiados clichés.

Fincher, el director de ‘Los hombres que no amaban a las mujeres’, no ha querido arriesgarse con las innovaciones, y el resultado ha sido una copia casi calcada de la producción sueca. El trabajo de los actores protagonistas es notable: Daniel Craig, en el papel del periodista Bloomkvist, da el pego, y el trabajo que ha hecho la desconocida Rooney Mara es fascinante, aunque no tanto como el de la asombrosa Noomi Rapace, la Lisbeth Salander sueca.

Los decorados también son casi idénticos, la ambientación gélida y oscura del norte añade misterio a la historia. Las escenas de violencia son más violentas aún, y los pocos efectos especiales son mejores, típico de una producción americana.

Hay algunas diferencias respecto a la original, detalles que sabrán aquellos que han leído los libros o han visto el largometraje nórdico, pero que no desvelaremos para no estropear la trama.

Lo que sí habría que destacar es la actuación de Stellan Skarsgard, con un personaje ambiguo, pero lleno de matices.

La película en sí no es mala, es entretenida. Pero la historia con las mismísimas escenas hacen que la primera hora sea eterna. No hay apenas nada que haga destacar la producción americana sobre la sueca, salvo algunos cambios que difieren del libro o escenas mejor explicadas. Por lo que, como sucede casi siempre en estos casos, nos quedamos con el original.

Glady de la Cruz

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -