Martes 18.12.2018

España

El esqueleto del catamarán arrasado desde el aire

Imágenes de dron de la embarcación quemada en O Grove

El chásis del catamarán hundido, totalmente quemado por las llamas.  Lo han acotado con boyas anticontaminación para que no haya vertidos. Además han colocado unos paños absorbentes de hidrocarburos para recoger todos los residuos que quedaron en las piedras y en el agua.  

Son los únicos restos que quedan del accidente ocurrido hace dos días junto a O Grove, con 51 personas a bordo. Escucharon una explosión y el fuego se extendió rapidamente. Todos se tiraron al mar para salvar la vida, aunque se produjeron dos heridos graves por quemaduras. 

Todo apunta a que esa explosión procedía de un motor. Ahora la Guardia Civil examina lo que queda del catamarán para averiguar qué pasó exactamente.