lunes, noviembre 28, 2022

Consejos sencillos para mantener tus dientes sanos

En la actualidad, el complicado ritmo de vida puede hacer que descuidemos nuestra salud dental, pero este es un error que puede tener consecuencias irreversibles

Para evitar problemas en el futuro, clínicas dentales, como Clínica dental mediterráneo nos ofrecen pequeños consejos con los que podremos disfrutar de nuestra dentadura en las mejores condiciones y durante más tiempo.

No piques entre comidas

A veces, es tentador visitar la cocina para disfrutar de un tentempié, pero, además de favorecer la aparición de esos kilos de más, estamos alimentando a las bacterias de nuestra boca que debemos mantener a raya. Si no podemos evitarlo, mejor optar por alimentos como las manzanas, las zanahorias o el brócoli que, además de ser sanos, tienen una textura abrasiva que permite barrer la placa y las bacterias al consumirlos.

Evitar el azúcar

Nunca está de más repetir que el azúcar es un elemento a evitar. Habitualmente, consumimos en nuestra dieta unos niveles superiores de azúcar al recomendado, por lo que nuestra salud general y nuestra salud bucal se ve afectada. Al consumir azúcar, se produce la acidificación de nuestra boca y un crecimiento bacteriano que amenaza nuestros dientes y encías. Además, en el caso de las bebidas gaseosas, este va acompañado de ácido fosfórico y cítrico, que suponen una amenaza adicional, atacando a la integridad del esmalte y favoreciendo las caries En su lugar, podemos sustituir el consumo de refrescos por agua, ya que hidrata de la misma manera y limpia la boca, llegando entre los dientes, donde es difícil acceder con el cepillo.

Dejar de fumar

Aunque seas muy estricto en tu higiene bucal, fumar sigue siendo problemático. La nicotina ataca las encías y limita la capacidad de recuperación de tu cuerpo, por lo que las bacterias encuentran una situación ventajosa en la que multiplicarse. No solo serán tus dientes y encías más vulnerables, sino que tendrás más riesgos de padecer cáncer oral. Por lo tanto, si te preocupa tu boca, y tu salud general y la de aquellos a tu alrededor, abandonar este hábito puede ser una gran victoria.

Cepíllate los dientes

La higiene bucal es una tarea que tan solo necesita dos minutos después de las comidas. Debemos usar una pasta de dientes con, al menos, 1350 partes por millón (ppm) de flúor en adultos. Una cantidad similar al tamaño de un guisante o chícharo es suficiente. Al cepillarnos los dientes, es recomendable hacerlo suavemente. Por ello, los cepillos de dientes eléctricos son una opción recomendable, ya que mantienen una velocidad constante en el cepillado. Lo más importante es que, una vez hayamos finalizado, debemos escupir, no enjuagarnos inmediatamente con agua, pues eliminará gran parte del flúor concentrado. Ocurre lo mismo con los colutorios o enjuagues bucales.

Con estos sencillos pasos, puedes prevenir las patologías bucales más comunes y disfrutar de una sonrisa sana. Esto no significa que, por ello, debamos descuidar nuestras visitas al dentista. Estas permiten detectar a tiempo cualquier condición antes de que se desarrolle y encontrar una solución sencilla. De esta manera, no solo consigues mantener tu salud bucodental, sino preservar tu salud general.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias