sábado, diciembre 10, 2022

Saint Laurent oscurece la pasarela parisina

En 2014, las ventas de la firma crecieron un 27%, alcanzando los 707,3 millones de euros de ingresos. Lo que pasó no fue más que la incorporación de Slimane como director creativo de la firma en 2012, una incorporación que tuvo tantos apoyos como detractores. Lo que es indiscutible es que su llegada a la casa de Yves, al que hiciera desaparecer del nombre de la firma nada más llegar, ha supuesto un cambio radical.

¿Demasiado radical?

El rock y el punk han sido la nota predominante en cada una de las seis colecciones que ha presentado el diseñador. Medias rotas, looks de maquillaje que más que embellecer hacían parecer a las modelos una Amy Winehouse en sus momentos más bajos, chaquetas de cuero por bandera y unos complementos que desfile tras desfile han sido lo más destacado de las colecciones.

¿Es comercial?

Quizás sí, quizás no. El espectáculo está servido sobre la pasarela. Y al final, la moda es imagen, y lo que impacta es un look radical que dista de todo lo que estuviéramos acostumbrados a ver. Si se hace con el objetivo de vender o no, es obvio. No está vendiendo moda, está vendiendo outfits que desmembrándolos hacen las delicias de las fashion insiders. Si no, ¿qué justificación tiene ese 27% de crecimiento de las ventas? Mientras la prensa especializada en moda sigue criticando cada uno de los pasos del chico malo que se esconde tras los atrevidos diseños de Saint Laurent, las ventas siguen subiendo.

Y eso, no sabemos si es moda, pero sin duda es marketing con mayúsculas.

2015031108420466890201503110842322367720150311084232559132015031108423261966201503110842326806820150311084232740002015031108424477782015031108424478192

 

 

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias