sábado, diciembre 10, 2022

La sobriedad de ‘La isla mínima’

Quiero empezar antes de llegar a la entrevista, describiendo un poco a Fernando García como persona. Quien tenemos el gusto y la suerte de conocerlo sabemos lo bueno, cercano, cariñoso, hijo, hermano, amigo, trabajador inagotable, constante, profesional y maravilloso que es en todo las facetas de su vida, tanto en lo personal, como en lo profesional.

Tras haber conseguido el Goya con su segunda nominación en la categoría de mejor diseño de vestuario, galardón por el que ya estuvo nominado anteriormente por  la película 'Grupo 7', Fernando 50% también de la firma sevillana Antonio García junto a su genial hermano Antonio, lo obtuvo por su participación y fantásticas creaciones para la película, 'La Isla Mínima´.

– ¿Fer, cómo defines el vestuario de 'La Isla Mínima´?

Lo definiría como un vestuario muy real y sobrio, con la intención de que el espectador se olvidara un poco de las `prendas´. A mí la gente me comenta muchas veces que el vestuario es muy normal, pues de eso se trata que te metas en la película y te olvides de la ropa, algunas veces nos solemos fijar en alguna prenda, pero lo que intentamos es que el espectador que visiona la historia se meta en ella, sin que le distraiga nada.

– ¿Te costó mucho llevarlo a cabo?

Si me costó mucho arrancar, el documentarnos, pero lo que más nos costo fue darle forma a Javier y  Raúl porque eran muy distintos. En el cine se utilizan mucho la pareja de chicos, aquí era un poco así pero queríamos hacer algo nuevo y lo que pretendíamos era que Javier estuviera muy atractivo porque era el policía mayor.  Estudie muchas revistas sociales de la época y me fije en Adolfo Suarez y realizamos el vestuario para él, a medida. Con Raúl me inspire en la película Toro Salvaje de Robert de Niro, que iba con vaqueros y camisas de cuadros. Lo que quería era conseguir perfilar era a uno con royo chuleta y al otro con un rollito político.

– ¿En qué o quién te fijas para tu trabajo?

Yo me fijo en todos y saco también mucho de la moda. En mi caso es un poco especial porque todos mis compañeros jefes de vestuario de cine por regla general no trabajan en la moda, aquí las dos cosas van por separado. Yo si lo hago, como en EEUU que si se toca más las dos cosas. Por ejemplo me fijo en Pepe Reyes, Paco delgado y me gusta mucho Arianne Phillips. Una de las cosas importantes que hago antes de cada trabajo, es organizar una comida con los actores para conocer a la persona y para desarrollar al personaje.

– ¿Qué vestuario te gustaría diseñar?

Me gustaría hacer algo del futuro, mezclándolo con el pasado, imagínate una María Antonieta de ese siglo y en el futuro, contemporáneo. Crear algo que no existe. Yo me acuerdo que antes nos lo imaginábamos todo plata, o todo dorado, lo cósmico, disfrazados mayormente. Pero se puede diseñar  hoy un  futuro que puede ser verde, rojo, que puede ser cualquier cosa.  Me encantan los personajes de Tim Burton y me gustaría hacer algo así porque esa fantasía es maravillosa.

– ¿Qué es más difícil, crear un vestuario para una película o crear una colección de moda?

Creo que las dos son difíciles, cada una tiene su complicación. En el cine la dificultad es crear una época, personajes, momentos sociales y todo eso lleva muchas reuniones hasta que se le da el perfil. Y en la moda creas para una marca en concreto, en este caso la nuestra, siguiendo  una línea y unas pautas ya marcadas.

– Durante el proceso desde el comienzo al final de crear un vestuario, ¿qué te parece lo mejor y lo peor?

A mí lo que más me gusta es el comienzo, el documentarme, la preparación, las pruebas. Y  lo peor el rodaje en sí.

– ¿A quién admiras de este mundo?

Pues de figurinista española admiro a Yvonne Blake y de los internacionales a Collen Atwood.

– ¿Te gustaría hacer algo para el teatro?

He hecho cosas de flamencos, que son cosas muy bonitas porque es Danza, no es ballet clásico pero en el flamenco y cuando te toca una mujer, pues es muy bonito porque son volantes, faldas y eso es muy lucido. El primero que hice fue con Miguel Poveda y luego trabaje con Isabel Bayón, un vestuario con seis cambios, volumen, vuelos, escotes y hasta diseñe bisutería. Disfrute muchísimo. Ahora… nunca he hecho teatro, pero me encantaría.

– ¿Cuál es tu película favorita por el diseño de vestuario?

Pues mira, hay una que me ha encantado siempre y que es Gattaca, es del futuro y tiene ya 18 años, pero tu hoy la ves y es impecable, cualquier persona se podría poner esa ropa hoy en día. Y María Antonieta me encanto.

– ¿Cuál es tu sueño y a quien te gustaría vestir alguna vez?

Mi sueño es seguir trabajando y seguir creciendo, una evolución natural. Y de vestir a alguien para el cine o para una alfombra roja con la marca que tengo con mi hermano Antonio García, sería a Julianne Moore. Por su sobriedad, elegancia y enorme personalidad. Con esa cara, pelirroja, es la más.

2015020910275468569

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias