lunes, enero 30, 2023

La Guardia Civil participa en la liberación de 3 ciudadanos nicaragüenses residentes en España secuestrados en México

La Guardia Civil, ha venido colaborando en las últimas semanas en la investigación desarrollada por la Unidad Especializada de Combate al Secuestro (U.E.C.S) de la Fiscalía General de Justicia del Estado de Chihuahua, con motivo del secuestro de tres ciudadanos nicaragüenses en Ciudad Juárez (México)

No te pierdas...

Las víctimas, una pareja mayor de edad y un menor, todos naturales de Nicaragua, partieron el pasado septiembre desde España hacia su país, con el objetivo de cruzar la frontera de Estados Unidos desde Ciudad Juárez (México).

Contrataron los servicios de una organización de “coyotes”

Para ello, habían contratado los servicios de una organización de “coyotes”, especializada en cruzar inmigrantes de manera irregular.

A mediados del pasado mes de octubre, tras un largo periplo atravesando varios países centroamericanos, estas personas llegaron a Ciudad Juárez, donde fueron abordadas con armas de fuego por un cartel mafioso de “coyotes”, concretamente el conocido “Cartel nuevo de Juárez”, siendo retenidas y trasladadas contra su voluntad a distintas ubicaciones, al menos tres, donde permanecieron confinadas en condiciones inhumanas durante 53 días, conviviendo con más de un centenar de secuestrados procedentes de distintos países iberoamericanos.

Detenida en Tenerife tras simular su secuestro y exigirle a su madre 50.000 euros para su liberación

Durante su cautiverio, las víctimas eran sometidas a continuas agresiones, siendo obligadas a contactar telefónicamente y por videoconferencia con sus familias, demandándoles a éstas dinero para su liberación, todo ello bajo fuertes amenazas de asesinato por parte de los captores.

Ante esta situación, a finales del pasado mes de noviembre la madre de uno de los secuestrados, ciudadana española residente en la provincia de Madrid, puso en conocimiento de la Guardia Civil el secuestro de su hijo, de 25 años de edad, y el de su pareja sentimental, de 34, junto al hijo menor de ésta.

Image 43

Vídeos de agresiones con pistolas eléctricas

La denunciante relató cómo llevaba recibiendo llamadas extorsivas desde el inicio del secuestro, en las que los captores exigían dinero para la liberación de las víctimas.

Estas llamadas y videoconferencias, se sucedían a lo largo del día y de la noche, con continuas amenazas por parte de los captores de torturar, desmembrar e incluso matar a las víctimas si no se satisfacían los pagos exigidos, llegando incluso a enviar vídeos en los que se agredía a los cautivos con pistolas eléctricas.

Debido a la intensidad y continua presión por parte de los secuestradores, los familiares llegaron a pagar 19.000 € antes de poner los hechos en conocimiento de la Guardia Civil.

Activados así los canales de colaboración internacional por parte de la Guardia Civil con las autoridades mejicanas, así como el acompañamiento y asesoramiento a la denunciante en las negociaciones con los secuestradores de 
manera continua desde su propio domicilio, agentes especializados de la Unidad Central Operativa y de la Comandancia de Madrid, pudieron corroborar la gran agresividad y desprecio hacia la vida mostrada por los captores.

La Policía Nacional detiene al presunto autor del secuestro de un niño de 11 años en Francia

De manera paralela, se mantuvo un constante intercambio de inteligencia con las autoridades mejicanas, en aras de la localización y liberación de los secuestrados.

De esta manera, a principios del pasado mes de diciembre se constató la liberación de estas tres personas en las proximidades de la frontera de EE.UU, en un razonable buen estado de salud, todo ello sin que la familia de los secuestrados realizara ningún nuevo pago desde que pusiese los hechos en conocimiento de la Guardia Civil.

Denunciar hechos similares con la mayor celeridad posible

Las autoridades mejicanas, han calificado públicamente el trabajo de la Guardia Civil como imprescindible, destacando que la liberación de las víctimas es fruto de la cooperación policial, de las estrategias utilizadas en la negociación con los secuestradores y de la presión policial que pudo ejercerse sobre los mismos mediante labores de campo en territorio mejicano.

Ese mismo agradecimiento se ha manifestado en nuestro país por la madre extorsionada de uno de los secuestrados, siendo testigo directo de los medios y recursos de los que dispone la Guardia Civil para acometer este tipo de delitos, aún producidos fuera de nuestras fronteras.

Desde la Guardia Civil, se enfatiza en la importancia de denunciar hechos similares con la mayor premura posible por parte de esta población, a priori más vulnerable, lo que sin duda alguna propicia o facilita una pronta liberación de las víctimas.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -