sábado, diciembre 10, 2022

Los empresarios estafados reconocen que no sospecharon nada

Los empresarios que denunciaron haber sido estafados por una trama que aprovechó la crisis que generó la pandemia de covid para ofrecerles falsos créditos millonarios han reconocido que no sospecharon a pesar de estar asesorados, entre otras cosas porque algunas operaciones las avalaban trabajadores de bancos.

El titular del Juzgado de Instrucción número 42 ha iniciado este jueves la toma de declaraciones en la causa que investiga un entramado que supuestamente estafaba a empresarios y blanqueaba el dinero: llegó a conseguir 8 millones convenciendo a las víctimas de que adelantasen grandes sumas de dinero para conseguir préstamos en plena pandemia.

El magistrado Juan José Escalonilla ha escuchado a la mayoría de los empresarios, y el próximo 17 de mayo prevé continuar el grueso de la instrucción con las declaraciones de los investigados. En la sesión de hoy no ha estado la Fiscalía.

Los empresarios, de diferentes puntos de España y dedicados a negocios distintos, han ratificado ante el juez su testimonio ante la Policía: fueron víctimas de una estafa al confiar en unos supuestos expertos que les ofrecieron créditos millonarios con menos garantías de las que exigen los bancos convencionales, únicamente un seguro de vida, y que les pidieron adelantar miles o centenares de miles de euros, han informado a Efe fuentes jurídicas.

Además del aparente alto nivel de vida de los ahora investigados, que tenían coches de lujo, convocaban reuniones en Torre Europa y aseguraban tener los contactos nacionales e internacionales necesarios, algunos de los empresarios han detallado ante el juez que se fiaron de su propuesta porque contaban con el aval de una directora de negocio de una sucursal bancaria.

Han recocido que no sospecharon del engaño hasta el final, cuando constaban que no les llegaba el dinero prometido, a pesar de que contaban con asesoría especializada, en algunos casos de consultoras externas.

«¿A usted todo esto le parecía normal?» le ha preguntado el magistrado a uno de los perjudicados, que cuenta con formación económica, y el empresarios le ha respondido que si, han detallado las fuentes presentes en las declaraciones.

Los letrados de los principales investigados, que son Romualdo S.M. y su mujer Dolores A.S., han explicado a Efe que tras esta declaraciones prima aún más la presunción de inocencia de sus defendidos.

Gregorio Gotusso e Iván Rodríguez han añadido que la causa cuenta con alegaciones nuevas que generan dudas sobre lo que aseguran los perjudicados.

Por su parte el letrado Guillermo Pérez-Reyes, que defiende a un reconocido empresario peruano que ha perdido 2,1 millones en la estafa, ha subrayado a Efe que los investigados entregaban «swifts» -reportes bancarios- simulados a los empresarios y les daban claves personalizadas para acceder a una cuenta en un banco alemán en la que supuestamente estaba ya el dinero transferido.

Según consta en el sumario de esta causa, los diez imputados llevaban un alto nivel de vida, con decenas de viviendas y coches de lujo como Rolls-Royce, Ferraris y Masseratis y ofrecieron préstamos a empresarios que necesitaban dinero para salvar su situación en plena crisis económica por la pandemia.

Tras varias denuncias y el descubrimiento de nueve posibles estafas, el juez ordenó el pasado mes de enero la entrada y registro en las viviendas de los sospechosos, que fueron detenidos y luego puestos en libertad provisional.

Les imputa los presuntos delitos de pertenencia a organización criminal, falsedad documental, estafa y blanqueo de capitales, ya que pudieron hacerse fraudulentamente con 8 millones de euros.

Un empresario balear solicitó un préstamo de 5 millones para el que adelantó más de 100.000 euros; otro de una empresa de helicópteros necesitaba 20 millones y llegó a dar más de 300.000 euros; un tercero solicitó 20 millones para construir un hotel en la República Dominicana y acabó dando más de 300.000. 

NOTICIAS RELACIONADAS
- Advertisment -

Últimas Noticias