jueves, diciembre 1, 2022

Picasso llena las salas del Museo Ruso de Málaga que la sinrazón dejó vacías

Con más de trescientas piezas del malagueño, se trata de la exposición más amplia hasta ahora de los fondos de la Fundación Picasso, con sede en la Casa Natal del artista, y supera así a la que, con 226 obras, desató el entusiasmo en cuatro ciudades de Corea del Sur en 2013 y 2014.

Como ha señalado en la presentación el comisario, Mario Virgilio Montañez, se ha optado por «buscar un artista indiscutible, como Picasso», y reunir «obras con criterio para mostrar su evolución».

En el Museo Ruso, que conserva en sus accesos y salas todos sus distintivos con tal denominación, están presentes «todos sus estilos, desde 1905, con 24 años, hasta 1971, cuando alcanzó los 90», a través de veinte ejes temáticos y con un título que tampoco es inocente, «Incesante Picasso. Libertad y vida».

«Picasso es un artista que siempre está ahí, que nunca se detiene, y en estos momentos difíciles hay que aportar una visión positiva y hablar de dos valores universales, como la libertad y la vida, que nos hacen humanos y que ahora mismo están amenazados en un rincón del planeta», ha resaltado Montañez.

En esta sección también se muestran algunas de las fotos de Picasso captadas por Juan Gyenes que testimonian la amistad entre ambos, «dos genios en sus categorías», como ha apuntado el comisario.

La segunda exposición es «La razón de los sueños. Las formas y sus fronteras», y viene a desterrar la creencia errónea de que la Casa Natal solo tiene en su colección obras de Picasso, para lo que se han seleccionado piezas desde la segunda mitad del siglo XX hasta la actualidad.

Aquí hay un centenar de obras de Francis Bacon, Lucio Muñoz, Christo, Rafael Canogar, Daniel Henry Moore, Alex Katz, Joan Ponç, Jaume Plensa, Equipo Crónica, Roland Penrose, Eduardo Chillida, Eusebio Sempere, Gerardo Rueda, Barbadillo, Luis Gordillo, Manolo Millares, Joan Miró o Antoni Tàpies, entre otros muchos.

«Hemos recurrido al elemento onírico para reclamar el valor de los sueños como una ocasión para escapar de la aridez de la vida cotidiana», ha explicado Montañez, que ha apuntado que se ha agrupado a estos grandes nombres internacionales con artistas malagueños «para mostrar que la capacidad del arte de sorprendernos y agitarnos es universal».

La tercera muestra es «Picasso dibujante de palabras», con una selección de los libros ilustrados por el malagueño que pertenecen a la Casa Natal, que posee más de un tercio de los 156 volúmenes en los que el artista colaboró con obra gráfica original a lo largo de su vida.

Estos fondos proceden de la Biblioteca de la Casa Natal, que comenzó a engrosar sus fondos desde que en 1992 Christine Ruiz-Picasso, nuera del artista, le regaló diez de estos libros «y trajo la promesa de un museo que finalmente sería el Museo Picasso», y su centro de documentación fue creciendo «hasta ser hoy el mejor sobre Picasso en todo el mundo», según el comisario.

Por su parte, José María Luna, director de la agencia municipal que gestiona el Museo Ruso, ha admitido que éste es «un día alegre, pero también un poco triste», porque reabren sus salas después de superar numerosas vicisitudes.

«Echamos de menos a nuestros socios de San Petersburgo. Ellos no son responsables de lo que está pasando, sino también víctimas de este conflicto. Hace poco vinieron a llevarse sus obras de vuelta y nos consta que están sufriendo por esta separación y por lo que está ocurriendo en esa zona geográfica», ha afirmado Luna.

Ha resaltado que, en las mismas salas en las que en los últimos años se han visto «las mejores obras del arte ruso», ahora se abre la mayor muestra de fondos de la Casa Natal de Picasso en su historia, «en una exposición que en cualquier ciudad del mundo sería un éxito».

Sobre la continuidad de la denominación de Museo Ruso, el alcalde, Francisco de la Torre, ha apuntado que «dependerá de muchas razones», como la evolución de la invasión de Ucrania y la política que Europa y el Gobierno español «marquen sobre estos temas».

De la Torre ha recordado que la colaboración con San Petersburgo se suspendió «al no poder hacerse transferencias económicas» a esa institución rusa, por lo que planteó «hibernar» la presencia en Málaga de las obras que estaban expuestas, aunque las autoridades de ese país pidieron finalmente la devolución de las piezas artísticas. EFE

 

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias