viernes, enero 27, 2023
- Publicidad -

La Fundación Miguel Delibes sigue sin sede un año después del centenario

No te pierdas...

«Hace dos años parecía que la cosa iba en serio pero ahora no sabemos nada más que lo de entonces», ha explicado este miércoles a los periodistas Elisa Delibes, presidenta de la fundación e hija del novelista y académico cuyo programa conmemorativo, ampliado debido al obstáculo de la pandemia, finalizará el próximo 31 de diciembre.

Elisa Delibes se ha referido así al compromiso de la Junta de Castilla y León de comprar un inmueble adjudicado mediante un concurso público, cuya posterior restauración, equipamiento y mantenimiento correría a cargo de las administraciones central, autonómica y del Ayuntamiento de Valladolid.

«No tenemos sede y el legado (valorado en casi cinco millones de euros) es bastante importante y fundamental. A diario recibimos numerosas peticiones sobre qué se puede ver, una exposición permanente, un paseo por lo que fue Delibes», ha lamentado tras firmar en Valladolid un convenio con la Fundación Iberdrola.

Desde su constitución, en marzo de 2011, la Fundación Miguel Delibes se aloja en varias dependencias de la Casa Revilla, cedidas desde entonces por el Ayuntamiento de Valladolid en el inmueble que fue residencia familiar del escritor y periodista Francisco de Cossío (1887-1975), y que en la actualidad también alberga diversos servicios municipales relacionados con la cultura.

El convenio con la Fundación Iberdrola, patrono desde el nacimiento de la fundación, permitirá mantener las premisas de esta entidad cultural sin ánimo de lucro, principalmente a través de un programa formativo dirigido a las etapas de Educación Infantil y Primaria y basado en el respeto al medio ambiente, uno de los ejes del legado literario y periodístico de Miguel Delibes.

El director-gerente de la Fundación Miguel Delibes, Fernando Zamácola, ha agradecido este esfuerzo económico de la empresa hidroeléctrica, «una aportación sustancial que nos permite planificar dentro de un espacio temporal más amplio», ha apuntado.

Con vistas a 2021, el año después del centenario prorrogado (1920-2020), Zamácola ha anunciado que la organización de actividades observará una cierta regulación con relación a los pasados 2020 y 2021 «para no morir de éxito», sin desnaturalizar propósitos esenciales entre los que ha mencionado la denuncia de desigualdades, la conciencia sobre el medio ambiente y la protección de la infancia.

Por su parte, el presidente de la Fundación Iberdrola, Fernando García, se ha referido a Miguel Delibes como una «figura excepcional y de talla mundial, precursora de la preocupación por el medio ambiente», también por sus características humanas, además de como escritor y periodista: «es un orgullo mantener esta colaboración». EFE

 

A.M.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -