martes, diciembre 6, 2022

Adiós a Jesús Mariñas, el «enfant terrible» de la prensa rosa

El periodista Jesús Mariñas, «enfant terrible» y pionero de la prensa del corazón en España, ha fallecido este martes a causa del cáncer de vejiga que sufría y por el que estaba ingresado en el hospital Ramón y Cajal de Madrid desde el pasado mes de marzo.

Sus comentarios mordaces no dejaban indiferente a nadie, tanto en programas de radio y televisión como en sus colaboraciones escritas en medios como en el diario La Razón.

Nació el 3 de octubre de 1942 en A Coruña, donde a los 14 años estudió declamación en el Conservatorio de esta ciudad. Pensaba ser artista, pero influenciado por María Luisa Durán Marquina, profesora de declamación y redactora de El Ideal Gallego, se declinó por el mundo del periodismo y se licenció en la Universidad Autónoma de Barcelona.

Inició sus actividades laborales en el diario Ideal, encargándose de la crítica de cine, teatro y notas de sociedad e, incluso, cerraba las páginas de religión.

Se trasladó a Madrid y, con la ayuda de Jesús Vasallo, alto cargo de la Prensa del Movimiento, trabajó para el periódico Mediterráneo de Castellón de la Plana. Más tarde, para Tele Exprés de Barcelona, donde se encargó de la información de baloncesto durante tres semanas. A continuación se consolidó como cronista de sociedad en la sección conocida como «La ciudad vive», por la que se vio obligado a frecuentar el mundo artístico en general.

También fue redactor del diario La Prensa de Barcelona.

Como especialista en informaciones «del corazón», ha colaborado en casi todas las revistas dedicadas a este género en mayor o menor grado, como Interviú, Garbo, Lecturas, Diez Minutos y Época.

A finales de los años 70 comenzó a trabajar con Luis del Olmo en el programa radiofónico «Protagonistas», primero en radio Peninsular, luego en Radio Nacional de España (RNE) y finalmente en la COPE, hasta junio de 1988, fecha en que fue despedido por haber viajado a Puerto Rico sin permiso de la dirección, que lo consideró como un acto de indisciplina.

En Televisión Española trabajó en el programa «Cosas» y en «Mitad y Mitad» de Radio España, para la cadena Ibérica.

Se ha visto inmerso en varios juicios por sus artículos y comentarios. Así, Mariñas, junto a Jaime Campmany (director) y la editora de la revista Época, fueron condenados el 30 de julio de 1991 por el Juzgado de Primera Instancia número 38 de Madrid a indemnizar a Marta Chávarri con 21 millones de pesetas (unos 120.000 euros) en concepto de «daños morales».

Según la sentencia, las crónicas escritas por ambos periodistas en 1989 constituían «una intromisión ilegítima en los derechos al honor y a la intimidad personal y familiar».

También como cronista de Época, el 22 de agosto de ese mismo año, durante la celebración del aniversario de un hotel de Marbella (Málaga), recibió en la cara un puñetazo del escritor Camilo José Cela en respuesta a unas declaraciones en las que el periodista afirmaba que el Premio Nobel había vendido la exclusiva de su boda con María Castaño a una revista.

En enero de 1992 salió a la venta Claridades, un semanario de información taurina del que Mariñas era el director.

En mayo del mismo año, Campmany y él fueron de nuevo condenados en este caso a pagar cinco millones de pesetas (30.000 euros) a Encarna Sánchez por «intromisión ilegítima en sus derechos al honor y a la intimidad personal y familiar» en unos comentarios publicados en la revista.

En octubre fue condenado nuevamente junto a Luis del Olmo a indemnizar con cerca de 50.000 euros a Isabel Preysler por intromisión ilegítima en su honor e intimidad al haber hablado en sus programas sobre sus «supuestas técnicas amorosas» y sobre su vida sexual. Sin embargo, en 1998 ambos fueron absueltos.

Desde los 90, Mariñas trabajó en el programa «La máquina de la verdad» , «Día a día» o en el exitoso programa «Tómbola», que trataba temas del corazón, presentado por Ximo Rovira, y con Lydia Lozano o Karmele Marchante, entre otros compañeros con los que solía protagonizar discusiones que terminaban muchas veces en risas.

Comenzó después a trabajar en los programas «Mirando al mar», «En Antena» o «Vaya par de tres», en el que tenía espacios propios como «CFI Mariñas» o «Las riñas de Mariñas».

Participó en el documental «Rocío Jurado: 50 años de la artista», que Antena3 emitió en 2010 y fue uno de los periodistas que la misma cadena de televisión envió a Londres para retransmitir la boda del príncipe Guillermo de Inglaterra y Kate Middleton en 2011.

Desde 2017 colaboraba esporádicamente en el programa de Telecinco «Sábado Deluxe» y desde 2019 en «Espejo Público” (Antena 3), entre otros.

En el verano de 2021 presentó su libro «Jesús por Mariñas: memorias desde el corazón», en el que revelaba aspectos desconocidos de su vida y de muchos famosos.

En otoño, hizo público en la revista Diez Minutos que padecía cáncer de vejiga y su estado se agravó a primeros de 2022. Desde el pasado 31 de marzo permanecía ingresado en el Hospital Ramón y Cajal de Madrid, donde ha estado acompañado en todo momento por su marido, el fotógrafo venezolano Elio Esteban Valderrama Prescott. 

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias