lunes, diciembre 5, 2022

Clara Lago y Dani Rovira sobreviven a la deriva rupturista catalana

El éxito en taquilla de la película 'Ocho apellidos vascos' se trasladó ayer miércoles a la pequeña pantalla, donde triunfó de la misma manera que lo hiciera en su día en los cines. La comedia arrasó en Telecinco y en Cuatro con 8,2 millones de espectadores y un 47.5% del 'share', convirtiéndose en la película más vista de los últimos 20 años. También pasa a ser la película más vista en la historia de Cuatro, precisamente cuando el canal acaba de cumplir 10 años.

En la ficción ambos protagonistas, interpretados por Clara Lago y Dani Rovira, se enamoran locamente tras pasar varias calamidades y algún que otro tira que afloja. Pues bien, ese cariño especial acabó por traspasar la pantalla y hacerse realidad en la vida de los actores. 

En mayo de 2014, en plena efervescencia del 'taquillazo' del largometraje, la revista 'Cuore' publicaba en su portada unas imágenes en las que los intérpretes aparecían besándose y en una actitud más que cariñosa. Ante el descubrimiento de los medios, Lago y Rovira decidieron llevar su romance de la forma más natural posible, y aunque no se exponían demasiado, tampoco se ocultaban.

El punto álgido de su relación ante la prensa llegó cuando al actor le concedieron el Goya a Mejor Actor Revelación, momento en el que la joven no pudo contener la emoción y felicitó a su chico con un profundo beso, al que él correspondió con estas palabras: «Se lo dedico a la mejor compañera en todos los aspectos. Yo me quedo con la peana y tú con el cabezón. Va por ti, Clara».

31

Aun así, Rovira llegaba a reconocer que los pormenores de la fama no iban demasiado con él: «La gente no es consciente de que en el momento en el que se ha hecho esa foto se está creando una situación muy violenta. Cuando tú eres el protagonista de esa imagen tienes a gente a tres metros de ti echándote fotos como si fueses un animal a punto de ser cazado», aseguraba en referencia a los fotógrafos que le perseguían en su vida privada.

Hace apenas unas semanas, la pareja posaba para la revista 'XL Semanal', en la que reconocían que «por amor» hacían lo que fuera. En la entrevista han demostrado que el 'feeling 'que se creó entre ellos hace más de un año sigue latente, y que se encuentran en uno de los mejores momentos de su relación, con 'Ocho apellidos catalanes' a punto de aparecer en la gran pantalla.

Estreno catalán ante la ruptura separatista

Ante la tremenda acogida de 'Ocho apellidos vascos', la secuela no se ha hecho esperar. El próximo 20 de noviembre, sólo un año y medio después de que se iniciase el fenómeno, llegará a los cines 'Ocho apellidos catalanes'.

Los cuatro actores principales de Ocho apellidos vascos regresan en esta secuela, que también cuenta con importantes incorporaciones. El gran fichaje de esta segunda parte es Berto Romero, un rostro televisivo que cada vez se prodiga más en el cine (llegó incluso a ser nominado a un Goya por '3 bodas de más'). Las actrices Belén Cuesta y Rosa María Sardá completan el frente catalán de la película.

Pese a la actual situación separatista en Cataluña, Lago y Rovira no han caído ante la adversidad, y su amor prevalece ante la deriva rupturista planteada por esa comunidad, que ha visto cómo su amor crecía con el tiempo.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias