jueves, diciembre 1, 2022

Los plásticos en el mar pueden expandir especies invasoras por todo el mundo

En su trabajo, que publica la revista ‘Marine Pollution Bulletin’, los investigadores han identificado diversas especies de pequeños invertebrados enganchados a fragmentos de plástico de origen antropogénico hallados tanto en muestras de agua como en el fondo marino y en las playas catalanas, una de las cuales no es autóctona.

Los biólogos han encontrado adheridas a plásticos 15 especies de briozoos –un grupo de invertebrados acuáticos generalmente de pequeño tamaño–, una de las cuales, la ‘Arbopercula tenella’, no es autóctona, aunque anteriormente sí que se había detectado en otros sectores del Mediterráneo.

«Es importante llevar a cabo un seguimiento constante para confirmar la llegada de esta y otras especies no autóctonas en hábitats naturales o artificiales de la costa catalana, ya que en un futuro podrían convertirse en invasoras y contribuir a reducir la biodiversidad natural, lo que hace que los ecosistemas sean menos resilientes a los cambios», ha advertido la experta en briozoos del ICM-CSIC Blanca Figuerola.

El investigador del ICM-CSIC y del grupo de Geociencias Marinas de la UB, Arnau Subías, ha explicado que han estudiado los diferentes tipos de plásticos encontrados y han descubierto que sus peculiaridades «pueden ser relevantes para diferenciar las comunidades adheridas al plástico, lo que llamamos ‘biofouling’, probablemente debido a su estructura química o a las propiedades superficiales».

El estudio revela que todas las especies de briozoos halladas en plásticos recolectados del fondo marino son características de zonas menos profundas, y que la mayoría de estos plásticos tienen densidades menores que el agua de mar.

Según Figuerola, «esto evidencia que la colonización de las superficies de plástico por parte de los diferentes organismos tiene un papel importante en el hundimiento de los residuos plásticos, por lo que identificar estos organismos puede darnos información clave de los procesos de dispersión y transporte del plástico en los océanos».

Así han visto que los plásticos de baja densidad no irían a parar a los sedimentos del fondo marino si no fuera por el peso añadido de los organismos adheridos a su superficie.

En este sentido, la profesora del Departamento de Dinámica de la Tierra y del Océano de la UB Anna Sànchez ha detallado que «la presencia de distintas especies enganchadas a los plásticos encontrados en las playas sugiere que esta deposición no es permanente, y que estas partículas que se han depositado en el fondo marino pueden ser resuspendidas por las corrientes y transportadas de nuevo a la costa como resultado de la acción de las olas durante los temporales».

El estudio pone de manifiesto que los plásticos pueden actuar como vectores de dispersión, ya que proporcionan sustratos susceptibles de ser utilizados como hábitat por una gran variedad de especies marinas y, por tanto, pueden acabar alterando los ecosistemas marinos.

Por ejemplo, el equipo investigador encontró huevos de tiburón gato (Scyliorhinus canicula) adheridos al plástico, que es algo que nunca se había visto y que podría tener un impacto relevante en la distribución geográfica y el hábitat de esta especie. EFE

 

A.M.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias