lunes, diciembre 5, 2022

¿Buscando un voluntariado? Te contamos cómo encontrarlo

Este tipo de organizaciones nacen del compromiso de sus participantes; personas que actúan desde el respeto, potenciando los valores, la libertad y las capacidades de aquellas otras a las que asisten para mejorar su calidad de vida.

Muchas personas quieren hacer un voluntariado, pero tienen mil dudas. Por ese motivo, vamos a explicar todo lo que se necesita saber acerca de este tema.

¿Qué es un voluntariado?

Si analizamos el término, un voluntario es aquel sujeto que, motu proprio, decide emplear parte de su tiempo en una acción solidaria sin ánimo de lucro. Este hecho se traduce en el compromiso para mejorar las circunstancias de un colectivo determinado.

Así pues, podemos definir el voluntariado como un medio para cubrir las necesidades de estos colectivos de forma altruista. Las actividades a realizar pueden apuntar en distintas direcciones, por lo que no en todos los casos se requiere la presencia física de la persona en cuestión.

Por ejemplo, hay labores administrativas y de logística que se realizan desde una oficina o desde casa con el ordenador.

¿Cómo encontrar un voluntariado cerca de casa?

Son muchas las personas que se preguntan: ¿puedo hacer un voluntariado en mi municipio? Para encontrar la respuesta a esta cuestión se puede acceder a https://voluntariado.com.es/, una página web que intenta buscar o facilitar el voluntariado según afinidad, intereses, gustos personales, etc.

Distintos tipos de voluntariado

Como hemos visto, los voluntariados son asociaciones solidarias destinadas a dar respuesta a las necesidades de diferentes colectivos. Existen multitud de maneras de ayudar a terceros a través de estas entidades, por lo que podemos hacer la siguiente clasificación, atendiendo a diversos criterios:

  • Dependiendo de a quién va dirigida la ayuda, hay voluntariados que benefician a las personas (como en el caso de los refugiados) y otros que favorecen al medio ambiente o la naturaleza (los que protegen a los animales, plantas y el entorno que nos rodea).
  • En función del sitio donde se desarrolle el voluntariado, podemos subdividirlos en voluntariados nacionales y voluntariados internacionales. Se sobreentiende que un voluntariado nacional se desarrolla en el propio país de residencia del voluntario y que el voluntariado internacional se ejecuta en el resto de países.

Voluntariados según el tipo de actividades

En base al tipo de actividad a desarrollar, podemos subdividirlos en 5 grupos:

  1. Voluntariado educativo. Está enfocado en colaborar con la educación de niños, jóvenes y adultos, a través de programas de alfabetización.
  2. Voluntariado deportivo. Hay eventos deportivos que conllevan una organización muy compleja. En este caso, el papel de los voluntarios es realizar diversas funciones básicas para su correcto desarrollo (apoyo en la inscripción y la competición, traducción, etc.).
  3. Voluntariado cultural. En esta clase de voluntariados, los trabajos están orientados a la recuperación de la identidad cultural o histórica, así como a la promoción de la cultura.
  4. Voluntariado para la salud. El objetivo fundamental es explicar e inculcar a otras personas hábitos para prevenir enfermedades y mejorar su calidad de vida. Por ejemplo, haciéndoles entender la importancia de un gesto tan sencillo como lavarse las manos antes de cada comida.
  5. Voluntariado para casos de emergencia. Estos colectivos representan una ayuda extra cuando toda ayuda es poca en casos de emergencia humanitaria, a consecuencia de un conflicto o desastre natural.

Razones por las que hacer un voluntariado

Son muchísimas las motivaciones posibles para hacer un voluntariado, de manera que enumeraremos las principales que mueven a los voluntarios:

  1. Sentirse útil de cara a los demás. Es muy gratificante comprobar que tus acciones sirven de gran ayuda para otras personas.
  2. Poner a prueba las propias capacidades. Por un lado está la teoría y por otra la práctica. Convertirse en voluntario supone sumergirse en la vida real y poder ayudar directamente con los conocimientos adquiridos.
  3. Establecer lazos con la comunidad. Trabajar en un voluntariado permite también aprender de otras personas, compartir experiencias y crecer juntas. Todo ello hace que se forjen buenas amistades dentro del grupo.
  4. Aumentar la autoestima y reforzar valores como la generosidad. Entrar en un voluntariado implica involucrarse en los problemas de los demás y sentirse útil y necesario. Esto ayuda a mejorar la autoestima y dejar a un lado el egocentrismo.
  5. Proceder siguiendo la propia ideología. Para pasar a formar parte de un voluntariado hay que tener valores como la empatía, sentido de la justicia, igualdad, honestidad, etc. Esta es una buena opción para ponerlos en práctica.
  6. Mantener la mente activa. Llevar a cabo una actividad determinada hace que la cabeza no deje de buscar ideas útiles, lo cual es de gran ayuda para distraer sentimientos como la apatía o la tristeza.
  7. Incluir la experiencia en el CV. Este dato demuestra que la persona tiene un carácter activo, comprometido y solidario, lo que puede resultar muy positivo a la hora de buscar trabajo.
  8. Pasarlo bien. No tiene por qué ser todo trabajo y sacrificio. Como ya explicamos en el punto 3, en estos colectivos también se hacen buenos amigos con los que poder quedar para divertirse en el tiempo libre.

Y es que, sin duda alguna, sobran razones para convertirse en voluntario.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias