jueves, diciembre 1, 2022

Archivada la denuncia de Podemos contra Martín Villa por el 3 de marzo

El juzgado ha comunicado este martes a los diputados vascos el sobreseimiento de la causa por prescripción de los delitos e inaplicabilidad del delito de lesa humanidad del derecho internacional por parte de los tribunales españoles a casos anteriores a su traslación al derecho español.

Los diputados vascos han anunciado que recurrirán esta decisión judicial ya que es una «muy mala noticia porque se vuelve a constatar que quedan impunes crímenes muy graves del franquismo», según la diputada y coordinadora general de Podemos Ahal Dugu, Pilar Garrido.

En la misma línea el diputado por Álava y coordinador federal de Alianza Verde, Juantxo López de Uralde, ha dicho que no entiende que «a día de hoy no haya habido nadie juzgado por los terribles hechos del 3 de marzo de 1976».

Por su parte, Roberto Uriarte ha defendido que «no hay democracia sin memoria y no hay memoria sin conocer la verdad», y ha argumentado que por eso presentaron la querella.

Además ha lamentado que el Congreso en su sesión de este martes haya rechazado una iniciativa impulsada por Unidas Podemos junto con otras fuerzas parlamentarias para la reforma del Código Penal de cara a que los delitos de genocidio y lesa humanidad durante la dictadura franquista, y que en el pasado se juzgaban a nivel internacional, pudieran ser juzgados también por los tribunales españoles.

Los tres diputados vascos de Unidas Podemos en el Congreso interpusieron el 20 de enero de este año la denuncia para que se investigara la posible responsabilidad de Martín Villa en la masacre del 3 de marzo.

Ese día de 1976 la Policía disolvió a tiros una asamblea de trabajadores que se estaba celebrando en la iglesia de San Francisco de Asís de Vitoria con el resultado de cinco obreros muertos y cientos de personas heridas. Martín Villa era entonces ministro de Relaciones Sindicales.

La jueza argentina María Servini abrió un auto de procesamiento contra Martín Villa por la muerte de cuatro personas entre 1976 y 1978, entre ellas tres de los obreros muertos en Vitoria, que recurrió el exministro. Posteriormente, la justicia argentina revocó la decisión de la magistrada y dictó el sobreseimiento de la causa.

La denuncia de Unidas Podemos se formalizó días después de que Martín Villa asegurara que pudo ser «responsable político y penal de aquellas muertes», aunque defendió que «no era posible» que él formara parte de algunos gobiernos en la Transición que «urdieron un plan sistemático, deliberado y generalizado» de «aterrorizar» a españoles partidarios de un Gobierno democrático, como decía la jueza Servini. EFE

 

NOTICIAS RELACIONADAS
- Advertisment -

Últimas Noticias