viernes, diciembre 9, 2022

¿Cómo elegir correctamente un colchón para bebés?

No se debe escatimar en gastos ni en ventajas. El sueño de un bebé es imprescindible para que crezca sano y fuerte, y la capacidad que un colchón de calidad tenga para garantizarlo puede marcar la diferencia a largo plazo. Por eso, siempre es conveniente apuntar a lo mejor posible dentro de la realidad del presupuesto, y para reconocer las características que diferencian a los mejores colchones lo mejor es partir desde una base concreta de criterios.

La forma más sencilla es acudiendo a marcas especializadas

El camino más corto para comprar colchones de bebés que sean de calidad y que tengan todas las garantías de seguridad y comodidad que el recién nacido necesita, es acudiendo a fabricantes que se especialicen en ello. Tal es el caso de Kadolis.com, una marca que fabrica todos sus colchones atendiendo a criterios específicos de calidad, garantías y salud de los bebés, pero que también emplea materiales que sean seguros, frescos y cómodos para ellos, al tiempo que todos los procesos de diseño, fabricación y distribución los realizan en territorio europeo, facilitando las inspecciones y el control de la calidad.

No obstante, aunque se trate de la vía más corta y tal vez la más sencilla para adquirir un colchón de calidad para un bebé, nunca está de más conocer cuáles son los criterios que indispensablemente se deban tener en cuenta para que el descanso del recién nacido esté en buenas manos.

Siguiendo criterios de calidad

La calidad debe ser la cualidad que prime en un colchón para bebés. Sucede de la misma manera al momento de elegir colchones en general, pero por la importancia del sueño y del descanso en esa temprana etapa de la vida, la calidad cobra aún mayor relevancia. Además, hacer una correcta elección con base en los criterios que determinan la calidad impedirá que se realice un gasto innecesario o que se tenga luego que comprar otro colchón.

Por eso, es fundamental saber cómo elegir el mejor colchón para tu bebé, lo cual será más fácil si se siguen estos consejos:

  • Garantías de seguridad: en España, el Decreto 2000-164 establece los parámetros de seguridad de los artículos de cama. El apartado de colchones para bebés es lo bastante claro como para entender los fabricantes que lo cumplen. Siempre se deben buscar colchones que sean seguros, de acuerdo a esos criterios, pero también de acuerdo a las medidas -que no falte espacio por cubrir en la cuna- y en el grosor.
  • Materiales: el material influye en lo transpirable que sea el colchón, pero también en la durabilidad, la circulación del aire y la retención de humedad. También, por supuesto, en sí producen alergias o no. Lo mejor, para curarse en salud, es preferir fabricantes que utilicen materiales orgánicos, sin químicos ni disolventes tóxicos. El látex, el aloe vera, la fibra de coco, entre otros tantos tipos de materiales orgánicos, deben ser la elección más confiable.
  • La densidad adecuada: la densidad de un colchón -asemejada a la firmeza del mismo- determina la calidad del descanso en muchas ocasiones. Para un bebé, la densidad más recomendada por los especialistas de la salud neonatal es la semidura o intermedia. Mientras más dura sea la densidad, más incómodo será el descanso del bebé, por la propia rigidez de la superficie. Entre tanto, si es muy blando, el bebé sentirá cansancio en sus músculos y huesos, apenas en desarrollo y formación.
  • Precio: el precio es un término subjetivo cuando se trata de comprar productos que afectarán directamente a la salud y al desarrollo óptimo de un bebé. Es mejor basarse en criterios como los mencionados, y a partir de allí, establecer un presupuesto y diversas variables para poder cumplir con la premisa mencionada antes, que la calidad sea la real protagonista de la elección.

 

Francisco García

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias