martes, diciembre 6, 2022

La Conferencia Episcopal aprueba una norma para afrontar abusos de menores

«No se van a hacer investigaciones de carácter sociológico o estadístico», ha afirmado en una conferencia prensa el secretario general de la CEE, Luís Argüello, que ha afirmado que la Iglesia católica está del lado de las víctimas.

«Queremos que cada víctima sienta que la Iglesia, en cada diócesis, está dispuesta a acoger su situación”, ha asegurado Argüello.

En este sentido, ha declarado que todos los obispos son «favorables al conocimiento caso por caso», con el deseo de que «no se produzcan más».

El decreto supone, según la CEE, un «gran paso», pues es «la primera Conferencia Episcopal en el mundo» que aprueba un conjunto de normas de este calado en un «único documento» que recoge la normativa canónica dispersa en varios asuntos y que, según Argüello, «tendrá validez en todas las diócesis españolas» y en «todas en las instituciones religiosas de derecho diocesano».

La Iglesia católica ha tomado «conciencia» de la «gravedad de los abusos» y también de la importancia «de la prevención y la necesidad de mirar hacia adelante», ha aseverado.

«Los abusos cometidos por algunos miembros de la Iglesia nos causan dolor y vergüenza», ha puntualizado el obispo, y ha señalado que se pone el foco «solo en la Iglesia católica», cuando son «pequeños casos», aunque eso «no disminuye su gravedad».

Argüello se ha referido a otros casos de abusos en federaciones deportivas y ha lamentado que no se pidan explicaciones o se abran investigaciones por parte del Comité Olímpico Español o la FIFA.

El obispo auxiliar de Valladolid ha señalado que en los últimos veinte años se ha dado un 0,8 % del total de denuncias de abusos sexuales y ha dicho que la mayoría de los casos se remontan «a un periodo de 80 años».

Sin embargo, ha reconocido la «gravedad» de la situación y por ello la Iglesia «aborda este asunto y año a año renueva sus medidas» con un documento «único», ha enfatizado.

«Hemos apostado por el conocimiento personalizado, rostro a rostro, cara a cara», ha reiterado en relación a las víctimas, y ha aseverado que la Iglesia aspira a que en los próximos años pueda garantizar que los procedimientos puedan ser juzgados «con las garantías del derecho penal».

Argüello ha declarado que el decreto general de la Iglesia católica sobre protección de menores, que incorpora modificaciones aprobadas por la Santa Sede en el libro VI del Código de Derecho Canónico el pasado 1 de junio, será un «buen instrumento» para aplicarlo al derecho pontificio.

«Permitirá una mayor coordinación y rapidez», ha declarado el obispo, que también ha considerado que esta norma garantizará respetar todos los derechos de todas las partes y clarificar ciertos detalles que antes se interpretaban por analogía jurídica.

El decreto entrará en vigor cuando reciba el reconocimiento de la Santa Sede, ha precisado Argüello.

La asamblea plenaria de la CEE, reunida de forma excepcional en Santiago de Compostela con motivo del año jacobeo 2021, ha señalado también que se ha hecho un esfuerzo por coordinar el trabajo de la oficinas de protección de menores, con las aportaciones de los responsables de las mismas.

Estos se reunieron el pasado mes de septiembre en Madrid y, según la CEE, decidieron que era necesario «acoger a todo tipo de personas que solicitan ayuda por abusos», aunque hayan tenido lugar en otros ámbitos.

Incluso la CEE estudia instituir un grupo específico de trabajo formado por personas de la Conferencia para ayudar al funcionamiento de estas oficinas, según los obispos.

En otro orden de cosas, Argüello ha manifestado su deseo y el de toda la Iglesia católica de que el papa Francisco visite Santiago de Compostela en 2022, tras la decisión del Vaticano de prolongar de manera excepcional el año jacobeo un año más por la pandemia de covid-19 que ha impedido a muchos peregrinos recorrer el Camino de Santiago.

El secretario general de la CEE ha asegurado que los obispos españoles han expresado a la Santa Sede su deseo de que el máximo pontífice acuda en algún momento de 2022, aunque no necesariamente sea en la Peregrinación Europea de Jóvenes, que se celebrará en la capital gallega del 4 al 8 de agosto de 2022.

Argüello ha calculado que esa iniciativa podría acoger a cerca de unos 10.000 jóvenes, si la pandemia lo permite y mejora la situación sanitaria.

En todo caso, ha puntualizado que la visita del papa no depende de la voluntad de los obispos de España y que es tan solo un deseo, que se inscribe en la relevancia de esas reuniones que suponen «un antes y un después en la peregrinación compostelana».

Entre otros asuntos la asamblea de la CEE también ha puesto en marcha el Itinerario del sínodo de los obispos, que se celebra con el lema ‘Por una Iglesia sinodal: comunión, participación y misión’.

El próximo 11 de junio está prevista la celebración de la Asamblea Sinodal Española, con la que finaliza la fase diocesana y que inicialmente había sido fijada para el 30 de abril.

También Argüello ha avanzado que el año ‘Familia Amoris Laetitia’ tendrá una Semana del Matrimonio, del 14 al 20 de febrero de 2022, y que los obispos se unirán al Encuentro Mundial de las Familias, que se celebrará en Roma del 22 al 26 de junio.

Por último, la CEE también ha aprobado estatutos y presupuestos para 2022, y ha dado el visto bueno a la redacción de un documento sobre la actual situación de la sociedad española, con el título «Persona, Familia y Bien Común».

También ha aprobado la traducción al español y a las lenguas cooficiales –catalán, euskera y gallego– de los textos litúrgicos de la Memoria de San Juan de Ávila, de Santa Marta, María y San Lázaro, de Santa Hildegarda de Bingen y de San Gregorio de Narek. EFE

 

M.M.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias