jueves, diciembre 8, 2022

Peritos informáticos judiciales, la mejor garantía en un juicio

En el momento que una persona tiene que enfrentarse a un juicio, una de las primeras cosas que debe saber es que hay que tener en cuenta una serie de pasos, con el fin de poder obtener los mejores resultados al respecto. Por supuesto, en cualquier caso que se precie, las pruebas que se aportan son las principales protagonistas, ya que pueden llegar a ser las responsables de que el veredicto sea favorable.

Es cierto que, por mucho que se presenten dichas pruebas, si no se cuenta con la garantía y el respaldo de los profesionales que correspondan estas serán desestimadas por los jueces. Hay que decir que, en la actualidad, esto ocurre bastante cuando se presenta un delito informático, es por ello que un perito judicial se vuelve esencial en este tipo de situaciones.

Precisamente por este motivo, es muy importante contratar los servicios de estos profesionales para cualquier caso en el que la seguridad informática se haya visto violada.

¿Qué hace un perito informático judicial?

Hay que decir que los peritos judiciales son figuras que pueden ser requeridas en cualquier momento por el juez o el fiscal, incluso por parte de los abogados tanto de la acusación como de la defensa. De entre las muchas tareas que estos profesionales pueden llevar a cabo, hay que destacar la cadena de custodia, garantizando así la integridad de las pruebas y que estas no se han manipulado en ningún momento del proceso.

La cadena de custodia es la parte principal de los peritos, que aún cobra un mayor protagonismo cuando se dan casos de ciberacoso, por ejemplo. En cualquier caso, las pruebas que validen los peritos son las más esenciales y las únicas que serán aceptadas en los juicios.

¿Qué ocurre si hay pruebas falsas?

Aunque la principal tarea de los peritos judiciales es la de verificar las pruebas que se han recopilado en los casos, hay que decir que, en muchas ocasiones, estos profesionales pueden tener la sospecha de que alguna o todas las pruebas que se han presentado sean falsas.

En estos casos, los peritos judiciales deben elaborar un informe detallado para poder invalidar dichas pruebas, incluso si fueron aceptadas previamente. No hay que olvidar que la ciberdelincuencia está a la orden del día y que, en la actualidad, prácticamente cualquier persona que cometa este tipo de fraudes, puede alterar una prueba.

¿Cómo trabajan estos profesionales?

Para que las pruebas tengan la máxima calidad y sean 100% fiables, los peritos judiciales suelen llevar a cabo una serie de tareas, para cumplir con sus competencias. De esta forma, lo primero que hacen es identificar las evidencias informáticas que hay y las categorizan en función del dispositivo desde el que se analizan.

Por supuesto, lo siguiente es recopilar toda la información relevante, sin alterar ninguna prueba. Seguidamente, deben conservarlas todas ya que, no podrán presentarse hasta que no se reciba la orden del juez correspondiente. Y finalmente, cuando se terminen de analizar, deben exponerlas junto con la redacción de un informe detallado.

¿Qué servicios son los más habituales?

Aunque los peritos judiciales ofrecen numerosos servicios, hay algunos que son más habituales y que suelen ser el día a día de estos profesionales.

Así, uno de los más importantes es la certificación de correos electrónicos, con el objetivo de saber que son originales y no se han manipulado. Se trata de una acción bastante frecuente cuando se dan problemas como el phishing, por ejemplo. Además de los propios correos, hacen lo mismo con cualquier archivo adjunto.

También suelen ofrecer el servicio de certificación de WhatsApp, sabiendo que se trata de una herramienta muy utilizada por los usuarios y de la que se puede extraer bastante información importante y de calidad.

De igual modo, otro servicio de certificación es el de las redes sociales, donde analizan todos los comentarios y publicaciones.

Por supuesto, se encargan de la peritación de los teléfonos móviles, buscando softwares específicos considerados espías. Y a todo ello, se suman otros servicios tales como la certificación de archivos de audio, comparación de voces, la originalidad de vídeos y fotos, tasaciones informáticas o peritajes de webs.

Manuel Fernández

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias