sábado, noviembre 26, 2022

Solicitar un préstamo estando en ASNEF

Si estamos incluidos en la lista, solicitar un crédito no es tarea fácil, aunque en Préstamos Ideales nos podemos informar sobre qué entidades los conceden.

Pedir prestamos estando en ASNEF no es como hacerlo en un banco cuando no estamos en la lista, de manera que vamos a ver qué tipo de situaciones se nos pueden dar.

Pedir un préstamo sin aportar garantías

Aunque parezca increíble se puede pedir un préstamo estando en ASNEF sin aportar ningún tipo de garantía, aunque este tipo de préstamos tiene sus “peros”.

En este caso solo vamos a poder acceder a un crédito de cuantía muy baja, lo que se conoce como “microcrédito”, con importes que rondan los 400 o 500 euros.

Es posible que encontremos una entidad que nos dé una cantidad mayor aún estando inscritos como deudores en ASNEF, pero sin garantías, es muy improbable.

Además, debes de saber que si no aportamos garantías, el plazo de devolución será muy corto.

Pedir un préstamo aportando garantías

Si podemos aportar garantías, las entidades bancarias pasarán a vernos “con buenos ojos” aunque estemos en ASNEF. Digamos que así son más receptivas a nuestra solicitud de dinero.

Veamos a continuación qué tipo de garantías podemos aportar.

La nómina como garantía

Si tenemos una nómina y un trabajo fijo, el horizonte se aclara ante nosotros, aunque no del todo. La cuantía que nos concederán será mayor, pero nunca más de unos pocos miles de euros y con un interés alto.

También pueden pedirnos un aval de otra persona para tener más seguridad, pero a pesar de ello, la cantidad no sube notablemente y, como mucho, vamos a poder conseguir unos 5000 euros, lo cual no está nada mal teniendo en cuenta que estamos en ASNEF.

Una propiedad como garantía

Otro caso a la hora de pedir un préstamo si estamos incluidos en esta lista es poner una propiedad como garantía.

Estas propiedades suelen ser la casa o el coche, dependiendo la cantidad prestada y del valor de la propiedad que ofrezcamos para garantizar la devolución.

Lo normal es que nos den entre un 40 y un 50 % del valor de la propiedad que aportemos, que tendrá que ser tasada por un experto que determine lo que cuesta.

Aquí las condiciones se aproximan más a las de un crédito que nos dan en un banco cuando no estamos en ASNEF, con un periodo para devolver lo prestado que puede ser de varios años.

El problema, de nuevo, es que pese a que aportamos una propiedad, las entidades piensan que el riesgo de impago es alto, por lo que los intereses son igual de altos que el riesgo.

De todas maneras, al tener una propiedad para avalar el crédito lo cierto es que las posibilidades se amplían, de manera que si el interés que nos pide una entidad nos parece abusivo, podemos usar un comparador de préstamos como Préstamos Ideales para encontrar el más adecuado.

Francisco García

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias