sábado 22.02.2020

La Ley del Embudo sindical


Hay días que no dejo de sorprenderme. Leo o escucho a los líderes sindicales de esta España nuestra y me quedo patidifuso. Ahora resulta que, para los líderes de nuestro sindicato unificado CCOO-UGT, el derecho a la huelga debe priorizar sobre el derecho al trabajo. ¿Cómo? Que el derecho a la huelga es más importante que el derecho a trabajar. ¡Ah! Y eso ¿quién lo ha dicho? Méndez y su primo Martínez. Ya. O sea, que cuando ellos deciden, arrogándose la representación de todos los españoles, que hay que ir a una huelga general nadie puede ir a trabajar. Lo dicen ellos y punto en boca. Curioso. En España no existe Ley de Huelga pero ellos saben lo que debía poner. Pitonisas que son, vaya.

Yo creía que la huelga era un derecho del trabajador dentro de su propia empresa pero que las huelgas generales-políticas, como es esta, no tenían razón de ser porque no puede prevalecer la opinión de unos cuantos sobre el sufragio universal ejercido por todos los españoles en absoluta libertad. Salvo que exista una Ley del Embudo sindical que yo desconozca, claro está.

Pero es igual. Entiendo que el sindicato unificado CCOO-UGT ande buscando argumentos ante una situación que se le está escapando entre los dedos por momentos. Y comprendo que estén intentando, como sea, salvaguardar una convocatoria claramente subjetiva. De hecho, creo que, salvo excepciones extremas, se están quedando solos. (A Cayo Lara sólo le falta gritar ‘a las barricadas’, que tío más antiguo).

Para empezar, la dirección nacional de CSIF, sindicato súper mayoritario en la Función Pública, le ha confirmado su "no" a esa huelga general, calificándola de "inoportuna" por estar promovida por "intereses ajenos a la defensa de los trabajadores". Lo que no quiere decir que estén conformes con la reforma laboral, pero consideran que al encontrarse en pleno trámite parlamentario aún continúan abiertas vías para el diálogo. Y eso debe tener muy cabreado a sus dirigentes, acostumbrados a que todo el mundo diga amén a sus caprichos. Por cierto, ¿aunque no estén convocados por su sindicato, los funcionarios también deben ir a la huelga? Es absurdo.

Por otra parte, me cuentan que a los dirigentes de nuestro sindicato unificado no les salen los números y andan de cabeza intentando parar Madrid con unos abusivos servicios mínimos en el transporte. Están tan preocupados que no van a convocar siquiera el tradicional acto de liberados sindicales en Vista Alegre para calentar la huelga, como hicieron el pasado 9 de septiembre, 20 días antes de la anterior huelga general contra el Gobierno de Zapatero, porque se temen lo peor.

Se temen, incluso, que les abucheasen. ¡Qué cosas!


Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.

loading...
La Ley del Embudo sindical
Comentarios