miércoles 13.11.2019

Elecciones en diciembre o mayo

AL LORO

Después del bochornoso espectáculo del pasado sábado en el Comité Federal del Psoe –el copyright de bochornoso corresponde a Javier Fernández- sería bueno que en las filas socialistas empezara a aparecer la sensatez que le ha caracterizado durante años.  

Los primeros síntomas son buenos después de lo ocurrido, con intento de pucherazo incluido con urna descontrolada, papeletas también descontroladas y censo inexistente. Como decía días después un miembro destacado del CF que veía pasar por delante de su silla a compañeros que se iban detrás de un biombo no sabía para qué, aquella reunión no tenía nada que ver con lo que se supone que debe ser un Comité Federal, sino que le recordaba sus tiempos asamblearios de Universidad, cuando todo el mundo se levantaba al mismo tiempo para subirse al escenario exigiendo que se votara si había que votar. Cualquier cosa, ni se sabía qué.  

Mejor para el Psoe correr un tupido velo sobre lo ocurrido el 1 de octubre de 2016, una fecha que no es como para enorgullecerse, y que provocó la caída del secretario general más polémico que allí ha habido. Aunque no es caída la palabra acertada. Al pronunciarla delante de un destacado miembro del Psoe, advirtió que Sánchez no ha tirado la toalla ni mucho menos. Que tiene la intención de presentarse a las primarias cuando se convoque el congreso. Y que si hay elecciones el 17 de noviembre y el Psoe tiene que elegir candidato a la presidencia del gobierno … allí estará Sánchez para disputar la candidatura a quien haga falta.

Es decir, que al partido le va a costar llegar al borrón y cuenta nueva al que muchos aspiran para pasar página a una página que no les ha ido nada bien. Pero es un Psoe herido. No de muerte, pero herido. Que si es grave para la familia socialista, más lo es para España, porque hace falta un partido de izquierdas con gente seria, experiencia de gobierno, que sepa gestionar un  país, se mueva bien por los pasillos de Bruselas en los que nos jugamos los cuartos, cuente con un equipo capaz de confeccionar unos Presupuestos del Estado y no vea a los militares y a los empresarios como clases a abatir, sino profesionales unos que nos garantizan la defensa, y los otros como los principales creadores de  puestos de trabajo, además del propio Estado con los funcionarios.

Javier Fernández es un tipo con sentido común al que ha tocado en suerte llegar en el peor momento a un partido alcanzado por la “pájara”. Pero, ya se sabe, las “pájaras” son circunstanciales y por tanto es fácil reconducir la situación. Si existe voluntad para reconducirla.

Si no hay esa voluntad, entonces es más que probable que tengamos dos elecciones en muy poco tiempo. La primera fue en junio y la próxima podría producirse en mayo. ¿Por qué mayo?  Tal como van las cosas,  parece que se abre una puerta a la investidura de Rajoy, entre otras razones porque a los que menos interesan nuevas elecciones es al Psoe y a Ciudadanos. Pero si con un  nuevo gobierno en lugar de cordura aparece el disparate y el Psoe se niega a aprobar todas y cada una de las iniciativas que presente ese  nuevo gobierno,  podría darse el caso de que Rajoy decida pedir al Rey que disuelva las Cámaras … o que se presente una moción de censura. Lo que ocurre es que en una  moción de censura tiene que presentarse un candidato a la presidencia del gobierno, y a ver quién es el guapo  apoyado  conjuntamente por Psoe, Podemos y Ciudadanos. En una situación o en otra, esas elecciones no podrán celebrarse antes de mayo,  pues fue en mayo del 2016 cuando se disolvieron las Cortes y la Constitución recoge que el plazo mínimo para celebrar nuevas elecciones debe ser un año desde la convocatoria de las elecciones anteriores. Mayo. Por tanto, por mal que le vaya a un posible nuevo gobierno de Rajoy, tiene que aguantar hasta mayo . Después de esa fecha … cualquier cosa puede pasar después de esa fecha.

Elecciones en diciembre o mayo
Comentarios