martes 19/1/21

Pasión y líos del deporte

El deporte, con el fútbol a la cabeza, es el circo "romano" español en el que los ciudadanos en paro, arruinados o desesperados de este país ahogan sus penas y pasan los minutos para olvidar todo lo demás. Por eso a Laporta, empeñado en ser líder del nacionalismo catalán y el futuro presidente de la Generalitat, los políticos catalanes le han dicho eso de "balonero" a tus balones y deja en paz la política que puede acabar dañando a los miles de seguidores que el Barça tiene en España, al margen de los habitantes en el territorio catalán. El Barça, el tricampeón del pasado año, se estrenó ayer en San Siro frente al Inter de Mouriño, en el arranque de la Copa de Europa, con duelo incluido entre Eto'o e Ibrahimovic, que se zanjó con el empate entre ambos equipos.

Horas antes, el Real Madrid de Florentino Pérez había barrido al Zurich con un apabullante 5-2 en el campo suizo, y en lo que supuso el primer destape de Cristiano Ronaldo que, con sus dos golazos, ha comenzado a devolver al Real los 100 millones que costó. El Madrid golea con facilidad a todos sus adversarios del inicio de temporada, pero no juega bonito, aunque dicen que ya aprenderá. De todas maneras, el Madrid todavía no ha medido sus fuerzas con un equipo de primer nivel para pasar su verdadero primer test.

Pero la cosa no se queda en el fútbol, la selección española de baloncesto tendrá hoy su prueba de fuego en el campeonato europeo frente a Francia, después de haber pasado un doloroso calvario en las jornadas previas de su clasificación. Ricky está verde, Pau Gasol recupera la forma poco a poco, el entrenador Scariolo no acaba de conectar con el equipo español, y vamos a ver qué pasa y si los chicos que se decían de oro cumplen la profecía.

¿Y en el tenis? Avanza la Copa Davis sin Nadal, que no sale de su crisis, por más que llegara a la semifinal del Open USA donde el joven Del Potro -que más bien es una mula implacable- lo derrotó con tres 6-2. Nadal cayó herido y lesionado hace un año cuando se precipitó por ser el número uno del mundo y se rompió. Ahora, para recuperar su sitio, debe reposar, mejorar el saque y su subida a la red, así como el finish de su derecha, para lo que puede que le haga falta un nuevo entrenador.

Y llagamos a otro campeón, Fernando Alonso, de quien se dice que Botín le ha comprando un volante de Ferrari para la próxima temporada. Aunque de momento vamos a ver qué pasa con el espectáculo de las trampas de Piquet, quien ha revelado que los jefes de su equipo le obligaron a estrellarse en el Gran Premio de Singapur para que Alonso ganara la carrera. Y ¿no sabía nada de esto el piloto español? Ojalá. En todo caso, el peor de los tramposos ha sido Nelsinho Piquet por prestarse a hacer trampas, aunque luego logró que Renault le cortara la cabeza a Flavio Briatore para poner un punto final al escándalo que tiene en vilo a los aficionados españoles, por si alcanza de alguna manera al piloto asturiano.

¿Y la olimpiada del 2016? Pues en el alero del tejado y rodeada de un cierto pesimismo, porque dicen que Brasil tiene todas las papeletas a su favor en la despedida de la presidencia de Lula. Ya falta menos y pronto se sabrá, pero por el momento nos quedamos con el fútbol que acaba de comenzar.

Comentarios