viernes 13.12.2019

Moción de censura a la catalana

En la última carta semanal que Duran i Lleida dedicó a sus militantes, enseñó la patita y desempolvó la cuestión de la moción de censura. Sin excesivo entusiasmo, sólo para decir que, dada la credibilidad del presidente del Gobierno, quizá sería útil para España. Pero no para que gobierne Mariano Rajoy, sino para hacer posible un gobierno amplio -de concentración- que convocase después elecciones anticipadas. Al líder de Unió le faltó un pequeño detalle. Explicar cómo y con quién se come eso. Pero sus continuas peticiones de pacto gustan a la opinión pública, como prueba la última encuesta del CIS, que lo distingue como el mejor valorado. Ser el poli bueno siempre es más agradecido.

Los argumentos del demócrata cristiano pueden ser muy sinuosos y puso en bandeja que muchos se quedaran sólo con lo de la moción de censura. Un día después, Artur Mas ejercía de poli malo y decía que hasta ahí podíamos llegar. Que una cosa es criticar a Zapatero y acercarse al PP pasito a pasito y otra apoyar directamente al líder de la oposición. A ver quién es el guapo que explica eso en Barcelona, con la que está cayendo y “el grado de hostilidad del PP hacia los intereses de Cataluña”.

Pese a que Mas ha puesto los puntos sobre las íes, Rajoy no podía hacer oídos sordos y ha contestado a su estilo. Cuando la expresión moción de censura sale a relucir, el PP desenfunda el “no se descarta”. Y eso es lo que se ha visto obligado a repetir, que no renuncia a “ninguna iniciativa política”, siempre “que sea útil y no genere más frustración”. Como las mociones sólo son útiles cuando se ganan, cuestión aparcada. No se le puede negar la coherencia, exactamente hace tres meses dijo lo mismo. Esa vez ni siquiera había invitación velada de ningún otro grupo político. La sugerencia partió de un periodista cansado de escuchar tanta crítica apocalíptica. El tema dio para varios días de declaraciones y contradeclaraciones. Aun así, muchos se han apresurado a decir que Rajoy ha recogido el guante. ¿Qué guante?

Comentarios