jueves 12.12.2019

Insulto a la inteligencia

Paseo bastante por las calles y hace mucho, mucho tiempo, que no veo a nadie con cara de sonado y un fino reguero de baba que le caiga de la comisura de los labios hacia la barbilla. Eso quiere decir, de manera irrefragable, y sin necesidad de gastarse una millonada en una encuesta, que el número de tontos de baba en España resulta más bien escaso, lo que nos debería congratular.

Sin embargo, en el Ministerio de Empleo deben tener otros datos y, además, están convencidos de que los tontos de baba empadronados en el país están jubilados y cobran una pensión. Bajo esa premisa, la ministra de Empleo ha enviado una carta a todos los que ella supone mentecatos profundos para explicarles que les ha subido la pensión un 0,25%, o sea, que si cobra 800 euros de pensión, observará que cada mes va a percibir 2 euros más, lo que hace un total de 24 euros al año. Me imagino que tamaña subida va a suponer un gran quebradero de cabeza financiero entre los (según el Ministerio) necios pensionistas, y me extraña que no se haya creado una asistencia de asesoramiento económico para aconsejar a los memos de los jubilatas en qué invertir tal aluvión de dinero inesperado.

Uno de los aspectos más irritantes del gabinete de Zapatero era la constatación de que algunas ministras y ministros obraban como si los ciudadanos fuéramos un atajo de obtusos. Pues bien, debe ser que en los sillones de los ministerios existe algún efluvio que convence al titular de que los ciudadanos de este país son una panda de cretinos que necesitan un guía que les recuerde lo mucho que el Gobierno se preocupa porque seamos más felices.      

No hay que ser Newton para saber que si te suben la pensión un 0.25% y la inflación sube un 3,25%, tu poder adquisitivo ha bajado un tres por ciento y eres un tres por ciento más pobre. A no ser que el objetivo sea irritar a la población a través del insulto a la inteligencia.

Insulto a la inteligencia
Comentarios