sábado 07.12.2019

Eufemismos peligrosos

Si los hechos cometidos por la banda de asesinos de ETA son "lucha política con daños", está claro que las acciones de Jack El Destripador eran prácticas quirúrgicas, y las torturas del sádico doctor Mengele, durante el III Reich, meras investigaciones biomédicas. Siguiendo el eufemismo de Bildu, aceptado por buena parte del PNV, habrá que llegar a la conclusión que las violaciones son experimentos sexológicos, y la coerción y el chantaje sobre empresarios vascos una recaudación voluntaria con fines caritativos.

Las atrocidades de ETA son coetáneas

Decía Peter Babel, que se comienza cambiando el sentido de las palabras y se termina pronunciando palabras sin sentido. Cuando ya ETA había llegado al medio millar de cadáveres, y la democracia se había instalado en España, todavía tuve ocasión de leer, en "The Guardian", una referencia a la banda armada como "miembros del Movimiento de Liberación Nacional Vasco", que es como si a los fanáticos que causaron 2602 muertes en las Torres Gemelas de Nueva York les denomináramos CCI (Comando de Concienciación Islamista).

Los eufemismos pueden tener su etiología en la cursilería o en la malicia calculada. Cuando al retrete le denominamos cuarto de baño estamos en la cursilería burguesa, pero cuando a un sicario que pega un tiro en la nuca, al que previamente ha secuestrado, le llamamos "gudari", soldado, es que nos encontramos en la malicia calculada, en el laberinto del lenguaje, a ver si así ocultamos casi un millar de funerales.

Hay algunas personas enredadas en la memoria histórica de lo que ocurrió hace 64 años, pero las atrocidades de ETA son coetáneas, y no necesitan memoria, y el eufemismo, no es que llame la atención, sino que llega a escandalizar.

Todos queremos la paz en el País Vasco, pero la banda del eufemismo, cuyo único objetivo soberbio es no aparecer como vencidos, olvidan que los auténticos vencidos son los asesinados cuyos cuerpos están bajo tierra o fueron incinerados. Y que sus familias siguen vivas con su dolor. Y no van a permitir los eufemismos miserables.

Eufemismos peligrosos
Comentarios