sábado 07.12.2019

600.000 euros por las fotos de la Princesa Letizia

La Casa Real sigue de actualidad muy a su pesar. Esta vez la protagonista vuelve a ser la princesa de Asturias, pero mucha de la culpa de esta nueva polémica la tiene la propia institución real.

Cuando la periodista y el Príncipe anunciaron su compromiso, la Casa Real quiso borrar todo resquicio de la antigua vida de Letizia Ortiz. Debían pensar que para ser Princesa no es digno tener un pasado y menos estar divorciada, a pesar de que era algo conocido por todos.

No es que la futura Princesa tuviera un pasado turbulento y vergonzante digno de una goma de borrar que hiciera desaparecer una etapa de su vida que pudiera perjudicar a la Monarquía, no, Letizia había llevado una vida normal como cualquier hijo de vecino pero, se había casado con un profesor de instituto por lo civil y años después se había divorciado, algo que en la realeza no estaba bien visto.

Así, la Casa Real decidió esconder todo el pasado de Letizia. Se rumorea que el exmarido de la Princesa tomó buena nota de la nueva situación y como regalo de bodas le entregó a un ex las fotos de la vida con él y de la boda. Todo se guardó a buen recaudo para evitar que saliera a la luz. Pero como era de prever, un listo ha salido a la palestra. Se dice que un hombre ha intentado vender por 600.000 euros las fotos de la primera boda de la ahora Princesa Letizia, cosa que aún no ha conseguido.

Según apuntan varios medios y periodistas, las imágenes no tienen un valor especial, simplemente son fotos de una boda normal sin aspectos que hagan sacar los colores a la Princesa, como un corte de liga o una borrachera descomunal. Lo único que aportan las fotografías es ver a una joven Letizia Ortiz en su primer enlace, con su familia, amigos, en el juzgado y en el banquete, vamos, lo que vienen a ser unas fotos de boda de lo más corrientes.

Hasta tal punto ha llegado el tema, que hay varios periodistas interrogando a la familia del primer marido de Letizia, Alonso Guerrero, y a algunos de los invitados al enlace que se cree que son los que pretenden vender las instantáneas.

Pero, yo me pregunto, ¿a qué viene tanto escándalo?, ¿qué es lo que tanto avergüenza a la Casa Real para que quisiera borrar el pasado de Letizia? Realmente no creo que la Princesa tenga nada importante que ocultar, no es una exconvicta, ni fue prostituta, ni estuvo enganchada a las drogas, ni la veo corriéndose juergas salvajes. Pero opino que la posición de la Casa Real ante el pasado de la Princesa no fue la más acertada, cuanto más intentes ocultar algo más interés levantara, en cambio, si lo hubieran tratado con normalidad nada de esto estaría sucediendo. Mucho más escandalosos son las situaciones y vidas pasadas a las que han tenido que enfrentarse otras familias reales europeas. Me viene a la cabeza el caso de la familia real noruega. El príncipe heredero se encaprichó de una joven llamada Mette Marit que trajo más de un quebradero de cabeza a la familia. Marit tenía un hijo de una anterior relación con un hombre que había estado preso por tráfico de drogas y no sólo eso, salieron a la luz varias fotografías de Mette Marit en fiestas salvajes y medio desnuda besándose con otras mujeres. Bien, todo eso fue un escándalo pero pasó, ahora la princesa Mette Marit es la futura reina de Noruega y no se sigue removiendo su pasado.

Los Windsor tampoco se quedan atrás. El príncipe Carlos se casó con una jovencísima Diana que más tarde se convertiría en todo un símbolo para los ingleses. Carlos de Inglaterra engañó durante años a su esposa con Camila Parker Bowles, finalmente Lady Di se divorció del Príncipe y comenzó una relación con el hijo del dueño de los famosos almacenes Harrods, meses después de conocerse la relación ambos murieron en un accidente de coche en París. Por otro lado, el Príncipe Carlos contrajo matrimonio en el año 2005 y tras 30 años de relación con su eterna amante, Camila, la mujer que le hizo la vida imposible a la fallecida Lady Di.

Aún así me dejo en el tintero más escándalos reales internacionales, comparado con todo esto, la vida de Letizia Ortiz antes de casarse con el Príncipe Felipe es un remanso de paz. Veremos donde acaban las famosas fotos de la primera boda...

Comentarios