lunes 11.11.2019

El "18 vs 18" de Belén Esteban

Hasta esta última vez había sido como el Guadiana, aparecía y desaparecía de Telecinco cuando le daba la gana. Lo mismo se marchaba de un programa porque no le había gustado algo que reaparecía vía telefónica para aclarar cualquier asunto que le interesase. Ahora lleva ya seis meses ausente de los platós y parece un mundo. Al menos para sus "súbditos", los que, con los mismos méritos que Letizia, la han convertido en la "princesa del pueblo".

El día 18 de octubre es la fecha que ya está marcada en rojo en todos sus calendarios. Ese día es el anunciado para su regreso a "Sálvame", aunque no se sabe todavía si al ritmo del "Bienvenidos" de Miguel Ríos o al de "Agradecida, ilusionada" de Lina Morgan.

Ese será el momento de comprobar cómo ha perdido los 18 kilos que la atormentaban, los que habían estropeado su "esbelta" figura. También será la hora de ver los nuevos retoques que ha sufrido la misma, de resolver si esta vez, por fin, han mejorado lo que ya había antes o si, una vez más, la han estropeado todavía más, por muy imposible que esto pueda parecer.

La última vez que tuvo un regreso triunfal, tras otros cuatro meses de desaparición, contó que había pasado por el quirófano (una más, y van...), que se había cambiado los implantes mamarios, que se había divorciado de Fran Álvarez, que había superado sus adicciones y que se encontraba en tratamiento psiquiátrico. Ahora cualquier tema que se digne desarrollar será "trending topic".

La cadena la necesita esta vez tanto como ella a la cadena, y Vasile confía en que sea el revulsivo que necesita la casa para lograr encaramarse de nuevo a lo más alto del ranking de audiencias. Perder otro mes más con Antena 3 sería una hecatombe para la casa y podría provocar que comenzaran a rodar cabezas. Si la Esteban "mata" por su hija, Paolo sería capaz de hacer lo propio por el "share", y ella lo sabe.

Para no estar en la lista negra, la Esteban sabe que su regreso debe ser triunfal, en olor de multitudes. La popularidad, si no se sabe administrar, no es eterna, por muy princesa que una sea. Cualquier barbaridad o ataque contra alguien puede contemplarse para salvar los muebles. Ella también lo sabe, y a buen seguro que más de uno o una ya estará temblando ante lo que pueda contar ese próximo día 18.

Comentarios