lunes 18.11.2019

Vicente Boluda, partidario del pacto

Vicente Boluda anunció que retiraría el recurso ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) por el caso de Huntelaar y Diarra II. Después, alguien le hizo cambiar de opinión y manifestó que iría hasta el final. Ahora, ya se sabe que ha renunciado a la pelea jurídica tras su encuentro con Michel Platini, presidente de la UEFA.

El Real Madrid, cuando mandaba en Europa, lo hacía mediante pactos y relaciones cordiales. Se le escuchaba y hasta se le aceptaban cambios sustanciales en reglamentos y modalidades de competición.

Antonio Calderón, gerente tantos años, consiguió que le aceptaran la pintada de las dos pequeñas rayas que hay entre la línea de córner y el área. Desde entonces es visible la distancia a la que se pueden colocar quienes quieren impedir facilidad en el saque.

La UEFA también aceptó el cambio de competición de la Liga de Campeones, y si mal no recuerdo ello se llevó a acabo con Fernández Trigo como gerente del club. Lo de las bolas frías y calientes parece mitología, pero Raimundo Saporta, genio en las relaciones internacionales, no lo creía así.

Pactar cuando se está a punto de perder el pleito es más razonable y ventajoso que empecinarse en el error. El Madrid, en lugar de discutir con la UEFA, debería haber cumplido con el sistema que profesionalmente dice Boluda que practica, es decir, despedir a quien ha cometido tan grave error como en este caso ha sido el de Pedja Mijatovic, quien, encima, mintió.

La conversación del presidente madridista y el de la UEFA, parece que tendrá solución satisfactoria para la próxima temporada. El artículo de marras no es de recibo en un mundo tan profesionalizado.

El siguiente plazo será admitir el cambio de empresa en cualquier época del año. Quienes tienen condición de trabajadores no deben vivir aherrojados por reglamentos obsoletos.

Comentarios