domingo 05.04.2020

¿Hay salida de la crisis?

Para el presidente del Gobierno, la crisis es historia. Según Mariano Rajoy, la recuperación se vive en los mostradores de los pequeños negocios, en los pedidos de los proveedores, en las barras de las cafeterías, en las mesas de los restaurantes, en las nóminas de muchos españoles y en el interior de sus hogares. Por si alguien tenía dudas, la vicepresidenta del Gobierno salió en defensa de su presidente.

Soraya Sáenz de Santamaría confirmó que, en efecto, España ya había salido de la crisis y que estas serían las primeras navidades de la recuperación. "Cuando llegamos al Gobierno habíamos entrado en recesión, hoy España es una de las economías que más crece de la eurozona", proclamó. A su vez, el ministro de Economía, Luis de Guindos, había dicho unos días antes que se dan los elementos para que España tenga un crecimiento récord, por lo que garantizó que la recuperación se afianza. A su manera, no fue tan lejos como Rajoy y Sáenz de Santamaría.

Entre quienes criticaron el optimismo de Rajoy desde el propio Partido Popular se abrió paso el presidente del Congreso, Jesús Posada, quien llegó a decir que es "un poco exagerado" comentar que la crisis ha pasado a la historia. Obviamente, desde la Oposición nadie creyó al presidente del Gobierno, ahora objeto de severas críticas, por encima de lo habitual.

Una cosa es que no haya recesión y otra que el país haya salido de la crisis

¿Quién tiene la razón? ¿Es realmente la crisis una cosa del pasado? Veamos algunos datos: el paro casi alcanza los 5,5 millones de personas y una tasa del 23,67%, superior por tanto a la ya pésima herencia recibida. Los salarios de los españoles son cada vez más bajos y la temporalidad define el rango de los nuevos contratos. La deuda pública superará el 100% del PIB y obligará a pagos históricos. Uno de cada cinco españoles vive por debajo del umbral de la pobreza. Los desahucios ya han afectado a 400.000 personas y siguen en aumento.

¿Es eso lo peor? No. Tal vez lo peor de todo es que no hay un nuevo modelo productivo a la vista, que permita confiar en una futura bonanza económica. El día que lo haya, o existan al menos las bases para que sea posible algún día, Rajoy resultará mucho más creíble. Una cosa es que no haya recesión y otra que el país haya salido de la crisis.

¿Hay salida de la crisis?
Comentarios