Sábado 18.08.2018

Invertir en empresas de grafeno, bueno en el presente y sobre todo en el futuro

Invertir en empresas de grafeno, bueno en el presente y sobre todo en el futuro.
Invertir en empresas de grafeno, bueno en el presente y sobre todo en el futuro.

Este material, el grafeno, apareció en el escenario cuando dos científicos lograron aislarlo de la temperatura, que lo hacía muy inestable. Novoselov y Geim lograron por ello el premio Nobel de Física en 2010, por sus innovadores experimentos sobre el grafeno de dos dimensiones.

El grafeno es un material proveniente del grafito y surge cuando las partículas del carbono se agrupan de forma densa en láminas con forma hexagonal. Tiene cantidad de aplicaciones en muchos sectores como la electrónica y la tecnología, construcción, materiales textiles y medicina.

Porque el grafeno combina múltiples propiedades que  no se dan en otros materiales: es hasta cien veces más duro que el acero, es ligero y más flexible que la fibra de carbono, lo que permite moldearlo a voluntad en función del producto final;  supera al cobre como conductor de electricidad y permite almacenar energía en las baterías con una mayor duración y menor tiempo de recarga; etc., etc.

Por ello no existe solamente una patente para su uso, pues las hay  para el producto y para los derivados de él, distribuidas por todo el mundo, aunque la mayoría están registradas en China y en Estados Unidos. Prácticamente todas las Universidades técnicas están desarrollando nuevos usos industriales del grafeno.

En cuanto al tema empresarial, las compañías que tratan con el grafeno van desde las mineras extractoras del grafito, hasta las que utilizan sus aplicaciones materiales en los móviles, pantallas flexibles y mayor capacidad en sus baterías, así como menor tiempo de recarga.

Parece lógico pensar que las oportunidades de invertir en grafeno, presentes y futuras, ofrecen muchas posibilidades de rentabilidad. Para ello lo más fácil es la adquisición de acciones de compañías que apuesten por este mineral, ya sean mineras o de fabricación de productos.

Si nos fijamos en la Bolsa, las empresas que tratan con el grafeno no están consolidadas, siendo pequeñas y muy volátiles. Las grandes empresas tecnológicas aún no se han volcado en este mineral. Por ello, las actuales, algunas de ellas con un gran potencial, es posible que no pasen de meras promesas hasta que comiencen a actuar las grandes tecnológicas, y lógicamente absorban a las más destacadas.

Las principales empresas españolas, productoras de grafeno son: Graphenea, Graphenano, Avanzare y Graphendis, aunque no cotizan en Bolsa.

Algunas de las empresas más importantes del mundo son: Oxford Instruments, Graphene Nanochem, y Applied Graphene Materials, de Reino Unido,  Northern Grahite Corporation, canadiense, BASF, alemana, y CVD Equipment Corporation, de Estados Unidos, todas ellas cotizando en Bolsa.

No obstante, la volatilidad de estas empresas continuará  mientras no se consoliden resultados. Tengamos en cuenta que llevamos doce años desde que se descubrió y todavía no se ha dado el gran salto a la electrónica de consumo, lo que quiere decir que existen más problemas tecnológicos o económicos de los previstos en principio.

Invertir en empresas de grafeno, bueno en el presente y sobre todo en el futuro

Comentarios